¿Te imaginas vivir en las casas de Google y Facebook? Si trabajas para ellos es posible, pues las están creando para sus empleados. Aunque parezca una utopía, cada vez más empresas apuestan por construir viviendas para sus trabajadores para asegurarles el acceso a una vivienda digna.

Esta idea recuerda a las antiguas colonias que se formaban en la revolución industrial alrededor de las grandes fábricas, en las que vivían familias enteras. La opción que se desarrolla en la actualidad parte de la misma idea pero con muchas mejoras, ya que se basa en la idea de la vivienda digna, y menos en la de mejorar la productividad, algo que podría parecer más sectario.

Las casas de Google y Facebook

Google

En Mountain View, California, hay un vecindario que se está convirtiendo en una gran ciudad empresarial: North Bayshore. Ahí está Alphabet, la matriz de Google, que tiene más de 20.000 empleados. El pasado julio anunciaron que van a gastar 30 millones de dólares en la construcción de 300 casas modulares que servirán de viviendas a corto plazo solo para empleados de Google.

El problema es que este barrio, en el que residen algunos vecinos desde hace más de 40 años, está subiendo los alquileres muchísimo, por lo que aquellos que llevan muchos años ahí están teniendo que abandonar la zona por no poder permitirse gastar tanto en vivienda. Aun así, muchos explican que también están contentos de que las grandes empresas se hayan decidido por el vecindario para instalarse, ya que así mejora la economía local.

Además desarrollar sus propias unidades, Google está trabajando en un plan para construir 9.850 casas en North Bayshore, que los representantes de la empresa explican como una solución para la escasez de vivienda.

Facebook

Hablamos de las casas de Google y Facebook para sus empleados porque la empresa de Mark Zuckerberg también ha decidido moverse en este sentido, anunciando la construcción de un pueblo, Willow Campus, con 1.500 viviendas para sus trabajadores. La idea es que estén un 15% por debajo del precio de mercado para contrarrestar las elevadas cifras de la zona. Todavía se trata de un proyecto y no ha sido aprobado por las autoridades, pero la idea es que, además de los inmuebles y oficinas, tenga tiendas, supermercados y todos los servicios.