Durante décadas hemos escuchado que la realidad virtual era el futuro. A ese futuro le ha costado un poco llegar -casi 30 años de productos que finalmente no daban lo que prometían-, sin embargo todo parece indicar que ya está aquí. El escenario cambió en 2012 con el éxito en Kickstarter de Oculus Rift, una compañía que fue adquirida en 2014 por Facebook en una operación que ascendió a los 2.000 millones de dólares.

La expectativa levantada por Oculus hizo que todos los fabricantes tecnológicos se lanzasen a por sus propios equipos de realidad virtual. HTC ha lanzado la que posiblemente sea la apuesta más completa hasta el momento, Samsung y Google las han integrado con sus smartphones. Por su parte, Sony ha querido centrar su apuesta en su PlayStation.

Aunque actualmente la industria ha centrado la realidad virtual en el videojuego, ya se están desarrollando entornos de trabajo virtuales con esta tecnología -como las HoloLens de Microsoft-. Y por supuesto, también puedes ver tu futuro piso gracias a Yaencontre.

Prepárate para la realidad virtual: deja espacio en tu habitación

La realidad virtual te transportará a otros mundos de forma totalmente inmersiva. El problema de esto es que también limitará notablemente tu capacidad para detectar los objetos reales de tu alrededor, por lo que no sería recomendable dejar el jarrón de porcelana china al lado de donde te vas a sentar.

Dependiendo del sistema que vayas a usar, deberás dejar más o menos espacio. Todos los sistemas permitirán moverte. Algunos únicamente girarte para mirar a tu alrededor, mientras que con otros podrás dar algunos pasos. Esto es lo que necesitarás con los principales sistemas:

  • Oculus Rift: Un espacio de 1,5 metros por 1,5 metros (aunque algunos juegos pueden requerir algo más). También requiere colocar un sensor de rastreo en un lugar donde te pueda ver en todo momento sin obstáculos.
  • PlayStation VR: La realidad virtual de Sony requiere un espacio de tres metros de largo por 1,9 de ancho. De forma similar a Oculus, también necesita que el sensor -en este caso PlayStation Camara-. Además, se recomienda que las luces no apunten directamente hacia la cámara, ya que podría causar errores en la detección.
  • HTC Vive: De los tres sistemas es el que más preparación demanda -también el de mayores prestaciones-. El espacio minimo es de dos metros por dos metros, pero algunos juegos exigirán aumentar este espacio hasta cuatro o cinco metros. Además, necesitarás instalar los dos sensores Lighthouse que seguirán nuestros movimientos. También deberemos tapar las fuentes de luz solar, ventanas y espejos porque pueden confundirlos.

Otros sistemas más sencillos, como Gear VR de Samsung, no requieren de tanta preparación ya que únicamente detectan los giros de cabeza y no el movimiento del cuerpo, pudiendo usarlos sentados sin problema. Sin embargo, siempre es recomendable despejar la zona para evitar incidentes.