Muchos sueñan con poder cultivar alimentos en su casa, pero no lo hacen porque creen que se necesita mucho espacio, cuando en realidad no es así. En cualquier pequeño balcón se puede tener un huerto urbano si se sabe aprovechar cada rincón.

Tenerlo te ayudará a comer mejor y de forma más ecológica. En un solo metro cuadrado se pueden llegar a producir 20 kg de comida al año, así que puedes obtener una gran cantidad de frutas y hortalizas que harán que tu dieta sea más sana y natural.

Si estás buscando un piso con terraza puedes tener en cuenta sus dimensiones y orientación para poder crear tu huerto urbano.

Cómo tener un huerto urbano en casa

Para empezar debes conocer el impacto que el sol tiene en tu terraza o balcón. Eso será esencial para escoger el tipo de productos que podrás cultivar, ya que cada uno necesita una cantidad de sol diferente. Lo ideal es tener bastante, pero también hay algunas hortalizas, por ejemplo, a las que les va muy bien la sobra.

Lo segundo a tener en cuenta es el agua. Un huerto necesita agua sin cloro y a temperatura ambiente, por lo que será perfecto tener algunas botellas o barriles abiertos que puedan recoger el agua de la lluvia y después aprovecharla para regar. Sino siempre se puede utilizar la del grifo, aunque lo más recomendable es dejarla un tiempo fuera en un recipiente abierto para que no tenga cloro y se atempere.

El tercer punto esencial para poder tener un huerto urbano son los recipientes. Puedes utilizar muchísimos tipos y materiales, y reciclar antiguas cajas. Una opción perfecta son las cajas de poliespan: se pueden conseguir en cualquier supermercado, son fáciles de transportar y van bien para cultivar prácticamente todo. La profundidad mínima que deben tener son 20cm, algo que la mayoría cumplen.

Si tienes más espacio puedes tener una mesa de cultivo que puedes comprar o construir, no es muy difícil, sale barato y puede ser muy divertido.

Lo último antes de empezar a cultivar es la mezcla. Además de tierra, las plantas necesitan también muchos nutrientes, entre los que destacan el nitrógeno, el potasio y el fósforo. Esta mezcla se puede preparar en casa o comprarla directamente. Cuanto mejor sea, más fuertes crecerán las semillas plantadas.

Qué cultivar según el mes

Según Ecohortum, estas son las plantas para huerto urbano que se deben plantar cada mes:

Enero

Lechuga, ajo, guisantes, rábanos, col y en general legumbres verdes.

Febrero

Apio blanco, Alcachofas, Cebollas, Coles diversas, Espárragos, Fresas, pimientos, Tomates (de tierra), melón, sandía, pepinos.

Marzo

Calabaza, lechuga, remolacha, cebollas, zanahorias, coles, guisantes, espinacas, judías, frijol, lenteja, melón, sandía, nabos, pepinos, rábanos, perejil.

Abril

Calabaza, acelga, berro, lechuga, papas, remolacha, brócoli, zanahorias, achicoria, cilantro, comino, coles varias, habas, judías, melón, sandía, nabos, pimientos, rábanos, perejil, tomillo, cebollas, pepinos y tomates de árbol.

Mayo

Calabaza, berro, lechuga, remolacha, brócoli, zanahoria, repollo, espinacas, judías, melón, sandía, nabos, pepinos, pimientos, rábanos, col.

Junio

Calabaza, berro, lechuga, remolacha, brócoli, zanahorias, repollo, espinacas, judías, melón, sandía, nabos, pepinos, pimientos, rábanos, col.

Julio

Berros, lechuga, verdolaga, zanahoria, coliflor, coles de Bruselas, espinaca, frijol, nabos, rábanos, repollo, perejil.

Agosto

Berros, lechuga, achicoria, espinaca, habas, perejil, rábanos, repollo, remolachas, guisantes, espinacas.

Septiembre

Berros, apio, lechuga, ajo, cebolla, zanahoria, achicoria, cilantro, guisantes, habas, fresas, nabos, rábanos, repollo, perejil.

Octubre

Berros, ajo, remolacha, zanahoria, cilantro, guisantes, espárragos, espinacas, frijoles, lentejas, fresas, nabos, rábanos, lechuga, cebolla.

Noviembre

Ajo, lechuga, avena, patatas, cebolla, centeno, cebada, coles, habas, fresas, altramuces, trigo.

Diciembre

Manzanos, perales.