Llegar a casa y encontrar el suelo anegado de agua es una de las principales catástrofes domésticas, ya que en muchos casos no solo nos afecta a nosotros, también a los vecinos si el agua llega a filtrarse a través del suelo. Los daños, en muchos casos, pueden elevarse varios cientos de euros. Y lo cierto es que hay una serie de acciones básicas que pueden prevenir las inundaciones domésticas.

Si ya es demasiado tarde y la inundación ha ocurrido, también hay una serie de acciones básicas que debes tener en cuenta para evitar daños mayores.

Prevención de inundaciones domésticas

  • Evita las obstrucciones en desagües: Si detectas que un lavabo tarda más de lo normal en evacuar el agua, soluciónalo lo más rápido posible antes de que el problema crezca. Evita lanzar también papeles, colillas, comida o cartones al inodoro.
  • Revisa de forma periódica las juntas de las cañerías: Si notas que alguna no está en perfecto estado, aplica silicona o avisa a un profesional. Si ves que un grifo gotea, haz lo mismo. Puede ser un primer síntoma de un problema mayor.
  • Vigila que la caldera no gotee: Es fácil que pase desapercibido que la calderas o calentador a pierde algo de agua, goteando por algún punto. Estas pequeñas pérdidas son fáciles de arreglar, pero si no se ataja a tiempo puede desembocar en algo peor, causando una inundación y estropeando definitivamente la caldera.
  • No uses productos abrasivos para limpiar desagües: Pueden dañar las tuberías y acabar provocando su rotura.
  • No uses la lavadora y el lavavajillas si no estás presente en casaSon una de las principales causas de inundaciones domésticas.
  • Cierra la llave de paso general si vas a estar fuera de casa un periodo extendido.

Tengo una inundación en casa ¿qué hago?

  • Corta la electricidad de la zona afectada: Si no has determinado la causa de la inundación, corta la electricidad de toda la casa.
  • Corta la llave de paso general: Evitarás que el desastre pase a mayores.
  • Avisa a tu vecino: Las inundaciones pueden afectar fácilmente a los pisos inferiores.
  • Si el problema viene del vecino de arriba, localiza por dónde cae el agua: Si no puedes evitar que siga cayendo, al menos pon un cubo que limite el impacto.
  • Ventila para evitar malos olores.
  • Traslada los muebles y textiles mojados a un lugar seco.

Una vez realizado todo lo anterior, lo más recomendable es que te pongas en contacto con tu seguro. Según la póliza que tengas contratada, probablemente te cubra una parte de los daños y en muchos casos también también pueden ayudarte a solucionar el problema si es lo suficientemente complejo como para que no lo puedas hacer tú mismo.