Publicidad

Islandia: naturaleza en estado puro

feb 15 • Casas • 25 Visitas •

imgAbove

Lago de Tjörnin

La devaluación de la corona convierte a la isla en un edén inmobiliario para inversores. Los precios desde la crisis finaciera han caído en algunos casos un 30%.
Anna Cabanillas

Ubicada al norte de Europa, entre el mar de Groenlandia y el océano Atlántico Norte se encuentra la enigmática Islandia. Un país que, si bien se convirtió en noticia el pasado año, tras la erupción de su volcán Eyjafjalla, que provocó el mayor caos aéreo de la historia, tiene muchísimas más cosas para ofrecer a quien la visita.

No hay lugar en el mundo, donde las fuerzas de la naturaleza estén tan presentes como en la isla en la que Julio Verne situó la entrada al centro de la tierra. Y es que, la tierra del hielo cuenta con cerca de 200 volcanes, fuentes termales, glaciares, enormes desiertos de lava, imponentes cascadas, paisajes de colores inimaginables y explosivos géiseres, que contrastan con el carácter pacífico y reservado de sus habitantes. Pero, más allá de su agreste y extrema naturaleza, el país más joven del mundo posee también una de las ciudades más cosmopolitas del Viejo Continente, Reikiavik, conocida como la urbe que nunca descansa.

En los últimos tres años, la antigua colonia vikinga también se ha convertido en un paraíso para los inversores privados. “Desde el año 2000 y hasta el 2008 Islandia, y especialmente la ciudad de Reikiavik, se vio inmersa en un boom inmobiliario, en el que las propiedades se vendían sin cesar, y su precio llegó a subir un 120%. Tras el estallido de la crisis financiera mundial a finales del 2007 todo cambió; mucha gente se quedó sin trabajo, sin acceso a crédito y se vieron obligados a empezar a vender sus casas. Los precios desde entonces han caído en algunos casos, hasta en un 30%“, explica la agente inmobiliaria, basada en Reikiavik, Johanna Robertdottir.

Al otro lado, la devaluación de la corona islandesa ha hecho aún más atractivo el mercado inmobiliario islandés para los extranjeros. “La gran mayoría de compradores extranjeros son de países como Canadá, Estados Unidos, y el norte de Europa. Suelen adquirir propiedades aquí porque tienen conexiones familiares o negocios en la isla como la venta de caballos islandeses, o porque les encanta venir a pescar y a descansar en un entorno único”, apunta Magnus Leópoldsson, director de la agencia inmobiliaria Fasteignamiðstöðin. Sin duda, Reikiavik, es el punto de referencia del país. Pero al contrario de la gran mayoría de capitales europeas, no concentra grandes rascacielos y edificios ultramodernos, sino pequeñas casas de colores, grandes parques y una incesante vida nocturna.

Otro de los rincones más singulares de la isla es Thingvellir, declarado parque nacional en 1930, que alberga el Parlamento más antiguo del mundo. Tampoco podemos olvidar otros lugares mágicos como la ciudad de Akureyri -la segunda mayor en población tras Reikiavik-, el pueblo costero de Vik, así como Húsavikm, a orillas de la bahía de Skálfandi.

Publicidad

0 comentarios: Islandia: naturaleza en estado puro

  1. Gracias por este excelente artículo sobre las casitas de niños.
    He visto estas casitas de SmartPlayhouse en exposición y lo que destaca -aparte del diseño extraordinario- es la elección de materiales. Parecen realmente casitas que son tan robustas que duran una vida ya que se pueden montar y desmontar fácilmente y decorarla según la edad del niño. El material, el tablero marino, se usa también en barcos o aviones y tiene las mejores propiedades de resistencia. Así que las casas son una buena compra en todos los sentidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Publicidad

« »