Si hace unos años nos dicen que tendríamos una bombilla conectada a nuestra red WiFi probablemente pensaríamos que nos están contando un chiste. Primero fueron los ordenadores, luego los móviles y tabletas. Con la llegada de la domótica cada vez más dispositivos dependen de estar conectados para funcionar de forma correcta, por eso puede ser muy frustrante cuando una parte de la vivienda no llega correctamente. Estos son algunos trucos para mejorar la señal WiFi en casa.

Si notamos que el rendimiento de nuestra conexión a Internet baja, lo primero que debemos hacer es comprobar si tenemos algún intruso en nuestra red. Comprobar si nos están robando WiFi es sencillo gracias a una serie de aplicaciones. Para evitarlo podemos cambiar la contraseña o bloquear dispositivos.

Mejorar la señal WiFi en casa: coloca el router en el mejor lugar

Situar el router en el lugar adecuado es la mejor forma de que la señal llegue correctamente a toda la casa, aunque la distribución de ciertos hogares puede hacer esto algo difícil. Lo mejor es situarlo en un lugar céntrico, o en su defecto cerca del lugar en el que más lo vayamos a usar. En muchas ocasiones, el técnico que viene a instalarnos la red elige el sitio que le da menos trabajo a él. No dejes que sea así, puedes arrepentirte en el futuro.

Es muy importante que el router esté en un lugar apartado de cables para evitar interferencias. Por esa misma razón, aléjalo del teléfono inalámbrico y del microondas. Además, es mejor situarlo en un lugar alto, cercano al techo, evitando así buena parte de las interferencias de otros dispositivos.

Cambia el canal de tu router

En las ciudades, uno de los principales problemas que afectan a la calidad de las redes WiFi es la saturación de determinadas frecuencias, basta con ver todas las que es capaz de detectar tu ordenador o tu smartphone. Aplicaciones como WiFi Analyzer te permiten ver qué bandas están saturadas.

Muchos routers actuales permiten cambiar el canal. Esto puede parecer complicado, pero no lo es tanto. Para acceder al router, debes escribir 192.168.1.1 en tu navegador web y te pedirá el nombre de usuario y password. Si no lo has cambiado, la mayoría de router traen por defecto el usuario “admin” y la contraseña “1234” (ambos sin las comillas).

Sustituye el router

Por lo general, la operadora que contratamos para que nos provea Internet nos proporcionará un router. En la mayoría de casos, este router será suficiente para establecer una red básica pero no será de los mejores del mercado.

Sustituir el router -y configurar el nuevo- puede ser una tarea que intimide a muchos, pero uno de mayor calidad puede tener mayor potencia de señal, llegando en mejores condiciones a todos los rincones, además de contener componentes internos que optimicen canales y frecuencias.

¿Cómo se deben colocar las antenas del router?

Las antenas del router emiten una señal que se desplaza principalmente en perpendicular a su posición. Casi siempre los vemos, en las fotos, con estos en posición vertical, pero no siempre es la mejor opción. Por ejemplo, en una casa de varios pisos puede ser mejor optar por una posición horizontal, lo que hará mejor que la señal llegue mejor a todas las plantas.

La gran mayoría de routers ya incluyen al menos dos antenas. En este caso, colocar una en posición vertical y otra en posición horizontal te ayudará a maximizar la calidad de la señal.

Hazte con un repetidor WiFi

En caso de casas grandes, con varios pisos o con paredes gruesas, la mejor forma de que la señal WiFi llegue bien a todos lados es instalar un repetidor de señal. Estos son pequeños dispositivos -normalmente poco más grandes que un enchufe- que lo que hacen es “rebotar” la señal de tu router.

Son fáciles de configurar y su precio varía mucho en función de su potencia, aunque en la mayoría de hogares con uno de 30€ puede ser suficiente -especialmente si el problema es solo algunas habitaciones-. Incluso, se puede reutilizar un router antiguo como repetidor. Hay que tener en cuenta que se conectan al router a través de WiFi, por lo que se deben colocar donde la señal original llegue bien, pero cercano a la zona donde tienes problemas.