Puertas que se abren cuando llegas, cocinas que hacen la compra de forma automática y camas que regulan la temperatura de forma automática. Helipuertos, zonas de aterrizaje para naves, alas y orejas para saber qué ocurre. Los niños suelen tener algunos sueños muy locos, pero a veces los sueños locos se cumplen. Así imaginan los niños la casa del futuro.

Aliseda Inmobiliaria ha preguntado a 627 niños y niñas de entre seis y catorce años cómo imaginan que serán las casas en el año 2080, cómo se construirán y cómo interactuáremos con ellas. Los materiales ecológicos (48%) y materiales que todavía no se han descubierto (34%) dominan el futuro imaginado por los niños por encima del cristal (26%) y de aleaciones metálicas (17%). Sin embargo, para el 14% de los pequeños el cemento y el ladrillo no se abandonará.

¿Y quién las diseñará? Las opiniones están divididas. El 33% cree que los arquitectos mantendrán sus puestos de trabajo, mientras que el 32% apuesta por robots y el 31% por una aplicación.

La casa del futuro: naves, helicópteros y estructura móvil

¿Para qué tener una estructura fija si la casa se puede adaptar a lo que necesitamos en cada momento? El 45% de los niños creen que los hogares del futuro dispondrán de tabiques móviles que se irán desplazando para modificar las distintas estancias si necesitamos más espacio. El 16% es más radical e imagina casas con una única estancia que irá transformando según el momento en cocina, dormitorio, baño…

El 46% de los pequeños encuestados también cree que dispondrán de espacios para alojar los medios de transporte, que irán desde helicópteros hasta naves espaciales. No se olvidan de las piscinas y jacuzzis -un 40% las incluye en su futurista diseño-. Un 22% añade bosques completos a la mezcla, mientras que el 9% imagina casas con alas.

Evidentemente, los pequeños no van a olvidar una parte esencial de la casa: el cuarto de juegos. Robots (53%), amigos virtuales (44%), hologramas (39%) o un ordenador central que proyectará los juguetes (24%) son algunos de los avances que imaginan en tan importante terreno.

Hablando con tu casa

El 68,90% de los pequeños cree que nos comunicaremos con nuestra casa hablando. Es algo en lo que posiblemente acierten -y que, de hecho, ya es posible gracias a dispositivos como Google Home o Amazon Echo-. Quizá por eso el 23% de los niños cree que las casas tendrán orejas.

La casa detectará nuestra llegada y nos dará acceso, la cocina reciclará y procesará la basura de forma automática, el baño se limpiará solo y encontraremos nuevas estancias como salas de cine.

Haciendo realidad los sueños

A los pequeños se les pidió que dibujasen como sería el hogar y unos arquitectos se encargaron de hacerlos realidad. El resultado lo puedes ver en el siguiente video.

Es posible que los niños acierten muchas de las cosas que imaginan. Por ejemplo, buena parte de la automatización del hogar. Si quieres saber más sobre la domótica, no dudes en descargar nuestro ebook.