Plantas artificiales acuarios: el mar en casa

Tanto las plantas como los animales dan un toque natural a cualquier casa, pero no todos los espacios son compatibles con animales por falta de superficie. Sin embargo, una buena opción para lograr que la naturaleza entre en tu casa son los acuarios.

Las plantas de los acuarios no solo cumplen una función decorativa, sino que también sirven de escondite para los peces y de refugio para las hembras frente a los machos. Las plantas de los acuarios pueden ser naturales y artificiales, veamos las características de cada una.

Ventajas y desventajas de las plantas naturales y artificiales para acuarios

Lo habitual y más recomendable es combinar ambas puesto que tienen diversas ventajas. Las plantas naturales son esenciales para combatir los deshechos de los peces y para aportar oxígeno al agua, aunque son más difíciles de mantener puesto que suelen ser bastante delicadas puesto que les afecta el tipo de luz natural, la temperatura, el PH, el tipo de acuario (salado o dulce) y los peces.

Las plantas artificiales están hechas de diversos materiales según su uso en el interior o en el exterior del acuario, y, muchas veces, es difícil distinguirlas de las plantas naturales. Tienen la ventaja de que no requieren casi cuidados, por lo que suponen un ahorro de tiempo. Simplemente hay que limpiar las algas que se formen de vez en cuando. Además, este tipo de plantas suelen ser baratas y de buena calidad.

Las plantas artificiales, por lo general, están hechas de seda, plástico o tela. Pueden ser plantas que van adheridas al fondo del acuario con ventosas o que simulan salir de un tronco o una de una piedra.

Cómo decorar tu casa con acuarios

Lo primero que debes tener en cuenta es el tipo de espacio que tienes y dónde puedes colocar el acuario. Se pueden colocar en islas independientes, empotrados en la pared o incuso como mesas de centro, por ejemplo. Lo más aconsejable, en cualquier caso, es consultar con un especialista en acuarios, puesto que no podemos olvidar que a los peces les influirán factores como los ruidos, la luz natural o artificial y la temperatura.

Se pueden instalar en el salón, en la cocina o en un dormitorio, siempre siguiendo los consejos del especialista en acuarios para no dañar a los peces y teniendo en cuenta el estilo que le queramos dar a cada estancia, aunque los acuarios se suelen adaptar bien a todos los estilos (minimalistas, moderno, clásico, contemporáneo). Por otro lado, los acuarios se suelen hacer a medida por lo que se podrán adaptar a las necesidades que tengamos.