Pasarías horas con tus libros, sumergiéndote en cada historia, pero muchas veces tienes que ir a la biblioteca porque en tu casa no hay espacio suficiente o no te concentras. ¡Haz que eso se acabe! Con pocos cambios puedes conseguir lo que siempre habías soñado: que tu vivienda sea el lugar perfecto para la lectura.

Rincón para leer

Lo primero y más importante es que te decidas por un rincón para leer. Además de la cama, se necesita un lugar apartado que uses prácticamente en exclusiva para tus ratos de lectura. Si tienes la suerte de tener un piso o una casa en propiedad, te será mucho más fácil crear un espacio específicamente preparado. ¿Qué te parece al lado de un ventanal con un gran sofá? ¿Y en una buhardilla?

Buena iluminación

Una de las claves para que nuestros ojos no sufran después de mucho rato frente a un libro es una buena iluminación. Si puede tratarse de luz natural siempre será mejor, pero muchas veces se lee por la noche, o en rincones cerrados, por lo que será importante tener lámparas que te ayuden a ver mejor. También existen unas pequeñas lucecitas que se enganchan a los libros y hacen que estén iluminados.

Estanterías

Siempre recomendamos las estanterías como elemento perfecto de decoración para las viviendas por ser muy útiles. En este caso, las recomendamos para guardar todos los libros y tenerlos ordenados. Además, quedará genial en cualquier salón o en los pasillos, espacios que a veces quedan muy vacíos.

Butacas cómodas

Si no tienes un espacio concreto de lectura, siempre puedes leer en el salón, pero será importante tener un sofá cómodo. Como opción perfecta para añadir al salón te proponemos una butaca en la que tu postura sea confortable y donde te resulte agradable pasar mucho rato, ya verás como mejorará mucho tu calidad de lectura.

Poco ruído

Si tienes la opción de escoger un lugar, fíjate en que no haya mucho ruido. Puede ser muy molesto leer y escuchar sonidos de coches o vecinos, y si estás aislado te concentrarás más.

Mesita de noche con espacio

Si tu opción perfecta es la lectura en la cama, no olvides tener una mesita de noche con espacio para libros. Si los tienes cerca todo será mucho más rápido y cómodo.