La decoración de terrazas pequeñas requiere planificación y creatividad para aprovechar el espacio, no generar un ambiente demasiado cargado de muebles y utilizar elementos que den amplitud.

Lo esencial en la decoración de terrazas pequeñas: saber con qué espacio cuentas

Antes de lanzarte a comprar ese sofá precioso y enorme que has visto a muy buen precio por internet, es preciso que tengas en cuenta dos cosas, la primera es que es necesario medir el espacio con el que cuentas, y la segunda es que si compras muebles demasiado grandes, aunque quepan, visualmente ocuparán demasiado.

Así que, coge un metro, lápiz y papel y ponte manos a la obra para medir tu terraza y plasmar las medidas en un plano, si puede ser a escala. Con ese plano ya te puedes hacer una idea de la superficie que tienes y de cómo colocar los diversos elementos: mesas, sillas, jarrones, plantas. Prueba con distintas opciones para ver cuál es la que mejor se adapta al espacio.

Los muebles: pequeños, de colores claros y apilables

A la hora de escoger los muebles para terrazas pequeñas hay dos cuestiones importantes a tener en cuenta: los colores claros dan sensación de amplitud por lo que, si escoges muebles que sean pequeños y blancos, beig o color pastel, lograrás crear un espacio armónico y equilibrado.

Por otra parte, si escoges muebles apilables o plegables podrás recogerlos en cualquier momento y dar más espacio a la terraza. Otra buena opción es buscar muebles que tengan varias funciones como una mesa que pueda ser un elemento de almacenaje. Lo más importante es que evites muebles o elementos decorativos (jarrones o plantas, por ejemplo) demasiado grandes.

Los estilos más adecuados

Si no contamos con mucho espacio es fundamental que la decoración de terrazas apueste por algún estilo en el que la filosofía de base sea “menos es más”. Es decir, puedes elegir un estilo minimalista o zen, con pocos elementos y sencillos.

En el estilo minimalista las claves son: muebles de colores neutros, evitar la sobrecarga y elegir pocos muebles y pequeños y mantener un espacio ordenado. Los elementos esenciales de un estilo zen para terrazas son el agua, las plantas como los bonsáis, las rosas japonesas y los pequeños arbustos y la utilización de materiales naturales como la madera y la piedra.

Para las plantas aprovecha la altura

Para evitar que las plantas ocupen todo el espacio del suelo, puedes aprovechar la barandilla de la terraza o las paredes para colgarlas. De esa forma darás un toque natural de color a las paredes y ahorrarás espacio en el suelo.

Una buena idea es hacer un jardín vertical, teniendo en cuenta las plantas y flores que mejor se adapten a la orientación de nuestra terraza.