La inversión inmobiliaria ya no es un campo exclusivo para las empresas o los grandes fondos de inversión, sino que la apertura de los bancos a la hora de conceder hipotecas está suponiendo la entrada de pequeños inversores y ahorradores en el sector inmobiliario de nuevo.

Concesión de hipotecas, firmas de compraventas y precios

Los datos de los últimos meses publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) son alentadores y muestran signos de recuperación del sector y de la inversión inmobiliaria, a pesar del Brexit y la futura salida de Gran Bretaña de la Unión Europea y de la falta de formación de Gobierno en España.

En base a los datos publicados por el INE a principios del mes de agosto, en el mes de junio las compraventas de viviendas inscritas en el Registro de la Propiedad aumentan un 19,4% respecto a junio de 2015.

Por lo que se refiere a los datos sobre las hipotecas concedidas, en base a los datos del INE publicados a finales de julio relativos al mes de mayo, el número de hipotecas sobre viviendas inscritas en el Registro de la Propiedad en mayo es de 26.579, lo que supone un 34,1% más que en el mismo mes de 2015.

En cuanto a los precios, la tasa anual del Índice de Precios de Vivienda en el primer trimestre de 2016 se situó en un 6,1%.

Todos estos datos muestran un panorama de futuro positivo para realizar una inversión inmobiliaria.

Rentabilidad de la inversión inmobiliaria

La rentabilidad de una vivienda en el segundo trimestre de 2016 se ha situado en un 6,1%, puesto que ha aumentado la demanda de alquileres y los precios de éstos han subido. La rentabilidad de un local comercial se sitúa en un 7,7%, la de una oficina en un 6,9% y la de los garajes en un 5,6%.

Estos datos son significativos frente a otros productos de inversión como los depósitos bancarios que llegan a tener rentabilidad negativa o los bonos del Estado a 10 años con una rentabilidad casi cuatro veces inferior a la de las viviendas (1,5% aproximadamente).

Apertura de la financiación y bajos tipos de interés

Otro de los aspectos que suponen que una inversión inmobiliaria sea atractiva es la apertura de las entidades bancarias de cara a la concesión de hipotecas para realizar compraventas de inmuebles. Tal y como comentábamos anteriormente, el número de hipotecas concedidas en el mes de mayo supuso un aumento del 34,1% respecto al mismo mes de 2015.

En España en la mayor parte de las hipotecas que se firman se pacta un interés variable y el tipo de referencia utilizado suele ser el Euribor. Actualmente el Euribor se encuentra bajo mínimos por lo que las cuotas de las hipotecas serán bajas. Sin embargo, en estos casos hay que considerar el sobrecoste que suponen las condiciones de vinculación que imponen los bancos como la contratación de seguros, planes de pensiones, tarjetas etcétera.