Internet se ha convertido en una gran plataforma para la difusión de manuales con los mejores consejos para okupar una casa vacía de la manera más “lícita” posible y evitar así que la policía desaloje a los “nuevos inquilinos” en un corto plazo de tiempo.
Redacción

El díficil acceso a la vivienda y el aumento exponencial de los desahucios por impago de los préstamos hipotecarios ha estimulado, por decirlo de alguna manera, la imaginación de los ciudadanos para dar solución a la necesidad de encontrar un techo donde la familia pueda vivir, o malvivir en la mayoría de estos casos.

Las ideas surgen, y Internet es una excelente plataforma para darles difusión. Así ha sucedido con toda una serie de páginas web con manuales donde se dan consejos sobre cómo okupar una vivienda. En un interesante artículo publicado hoy por LaVanguardia.com se da rendida cuenta de esta nueva tendencia en la red.

¿Qué tipo de casas son las mejores candidatas para la okupación? ¿Qué información se necesita de la vivienda? ¿Una vez dentro, cuáles son los primeros pasos a seguir? ¿Qué se le debe decir al propietario, o a la policía, cuando vengan a pedir explicaciones? Los manuales okupas dan respuesta a éstas y a otras muchas preguntas para asegurar el éxito en la okupación.

El problema de la usurpación de bienes inmuebles va en aumento y, dadas las previsiones de ejecuciones hipotecarias, no parece que vaya a detenerse a corto plazo.