Cada vez se incluyen más tecnologías en las ciudades para que, de forma automatizada, mejoren procesos y sean más seguras. Lo que hace unos años se creía utopía, poco a poco se va haciendo realidad, pero todavía queda mucho camino por recorrer.

Qué son las Smart Cities

Las Smart Cities se definen como ciudades que utilizan las TICs para ser más inteligentes y eficientes en el uso de recursos, reduciendo costes y ahorrando energía, mejorando los servicios proporcionados y la calidad de vida, y reduciendo la huella medioambiental, todo ello con la ayuda de la innovación y una economía baja en carbono.

Se calcula que en 2050 el 85% de la población vivirá en ciudades, lo que haría que estas agoten más rápidamente sus recursos y generaría muchos problemas en el día a día. La solución a esto se encuentra, según la mayoría de profesionales, en la adaptación de las urbes y en convertirlas en Smart Cities. Las condiciones para serlo son: tener un desarrollo económico sostenible, una buena gestión de recusos naturales a través de la acción participativa, un compromiso firme entre las administraciones públicas y los ciudadanos y un compromiso con el entorno y las infraestructuras.

Smart Cities en España

Casi la mitad de la población española reside en ciudades – el tercer porcentaje más alto de la Unión Europea- , y casi el 92% tiene al menos un smartphone, algo solo igualado en el mundo por Singapur. La tecnología está muy implantada en la sociedad española, y cada vez se crean más políticas para que se potencie con medidas concretas.

Como consecuencia, las ciudades han cambiado mucho y España ha conseguido ser un país puntero en lo que a smart cities se refiere. Se ha trabajado mucho por conseguir que las principales urbes puedan estar entre las mejores del mundo en este sentido.

Madrid y Barcelona son las más adaptadas, y ocupan el puesto 28 y 35, respectivamente, en el ránking de las ciudades más inteligentes del mundo. Valencia, Bilbao, A Coruña, Málaga y Sevilla también han mejorado mucho y han conseguido posicionarse en el TOP 1OO mundial.

Aunque una ciudad totalmente inteligente sigue siendo (o al menos pareciendo) una utopía, se están haciendo cambios e implementando medidas que cada vez se acercan más al ideal de smart cities.