No basta con crear un perfil

Hay empresas que crean un perfil en cada red social (Facebook, Twitter, Instagram, Linkedin, por ejemplo) y lo dejan inactivo. Pero tener presencia en las redes sociales no es solo tener un perfil, es publicar información interesante, es interactuar con otros usuarios y es participar activamente en grupos.

Lo importante es ser activo en la medida de cada red. Por ejemplo, Twitter es una red de microblogging en la que la información que publicamos en pocos segundos se va hacia abajo entre multitud de publicaciones de otros usuarios,  por lo que conviene hacer varias publicaciones al día.

Sin embargo, Linkedin es una red profesional en la que el contenido debe ser relevante profesionalmente para nuestros seguidores, por lo que  no conviene hacer demasiadas publicaciones y deben ser de mucho valor.

¿Qué redes sociales elegir?

Esta pregunta se responde con otra ¿Dónde están tus clientes? Y, a su vez, esta pregunta nos lleva a una necesidad esencial que debemos definir de antes de comenzar una estrategia en redes sociales: saber quién es nuestro cliente.

Si tu cliente ideal son parejas jóvenes que buscan su primera vivienda tendrás que analizar qué redes sociales utilizan antes de crear los perfiles de tu inmobiliaria.

Cómo interactuar

En cualquier red social es esencial interactuar con cautela. Es decir, es importante contestar a los comentarios agradeciendo y hablando con respecto, hablar con las personas que planteen dudas y aportar información de valor. Es esencial evitar las acciones que parezcan spam o ser demasiado insistentes con nuestros productos y servicios.

Las ventajas de las redes sociales para una inmobiliaria

Las redes sociales son herramientas fáciles de utilizar que pueden reportar diversas ventajas a las inmobiliarias como las siguientes:

  • Creación de una buena imagen de marca. El contacto con tus clientes a través de las redes sociales será más cercano puesto que podrás interactuar directamente y crearás una relación de confianza. Además, con publicaciones de valor para tus clientes irás construyendo una buena imagen de marca y una buena reputación online.
  • Aumento de la visibilidad. Si publicas información de valor en tu web o blog y la difundes a través de las redes sociales podrás aumentar la visibilidad de tu inmobiliaria e ir generando una comunidad de seguidores.
  • Crecimiento de las ventas. Con la creación de una buena imagen de marca y el aumento de la visibilidad, es probable que se produzca un aumento de las ventas de los productos y servicios de tu inmobiliaria.
  • Bajo coste. Salvo el caso de que contrates anuncios o perfiles Premium, las redes sociales son gratuitas, lo que supone una gran ventaja para reducir costes en marketing.

Por lo tanto, las redes sociales pueden ser un instrumento muy interesante para generar negocio en tu empresa inmobiliaria si se utilizan de forma adecuada.