A la hora de alquilar un piso hay muchos errores que se repiten y que, de no tener lugar, nos permitirían acceder a una gran cantidad de ventajas. No os preocupéis, ya que vamos a intentar echaros una mano para que podáis conseguir un alquiler con las máximas condiciones, y sin tener que romperos la cabeza por si hubiera alguna clausula escondida.

A continuación tenéis diez recomendaciones que os permitirán conocer cuales son los errores más habituales a la hora de alquilar un piso:

  • Leed el contrato por completo: es en este documento dónde se encuentran todas las “reglas” que habrá que seguir durante el alquiler. Es recomendable leerlo varias veces y preguntar las dudas que haya.
  • No alquiléis sin contrato: aunque hay muchos pisos que se ofertan sin contrato, es conveniente que las condiciones estén escritas y validadas de manera legal. De esta manera no os encontraréis con sorpresas.
alquilar pisos

alquilar pisos errores

  • Negociad: es posible que alguna clausula os parezca abusiva o errónea. Ante este panorama, lo mejor es negociar con la persona que os quiere alquilar el inmueble.
  • La firma debe estar incluida en todas las hojas: para evitar que se realicen modificaciones futuras, es recomendable firmar el contrato en todas las hojas.
  • Revisad el estado del piso: antes de firmar el documento de alquiler, es mejor que reviséis el estado del piso. Así evitaréis que, en el caso de encontrar algún desperfecto ya incluido, os echen la culpa a vosotros.
  • En el caso de haber algún problema, escribidlo: si comprobáis algún problema en el inmueble, escribid el mismo con todo lujo de detalles y presentad el documento al arrendatario. Así evitaréis que las “versiones” se vayan cambiando.
  • No paguéis por adelantado: para evitar inconvenientes, no es recomendable adelantar dinero. Primero es necesario ver el estado del piso y firmar el contrato, en el caso de que os interese.
  • Pagad sólo lo que os corresponda: en el contrato viene especificado las cosas por las que debéis pagar. Aseguraos de revisar bien este detalle para que no haya futuros problemas.

Siguiendo estas reglas, alquilar un piso debería ser coser y cantar. Recordad revisar bien todos los aspectos, tanto del contrato como del propio inmueble. Así evitaréis quebraderos de cabeza.