Barcelona está lleno de barrios emblemáticos para vivir. Desde el turístico Born hasta el tranquilo Sarrià. Gràcia es uno de los distritos con más solera de la capital catalana, el barrio intelectual por antonomasia. Es el hogar de los emblemáticos Cines Verdi y cuenta con una animada vida tanto diurna como nocturna.

El precio de los pisos en Barcelona está por las nubes y encontrar vivienda asequible en determinadas zonas de la ciudad es complicado, si bien es cierto que por menos de 1.200€ se puede encontrar pisos  de alquiler pequeños pero recién reformados, incluso con terraza, y viviendas en venta por menos de 280.000€.

Las ventajas de vivir en Gràcia

La gran ventaja de vivir en el barrio de Gràcia es la cercanía al centro de la ciudad. Da igual en la zona en la que vivas, siempre tendrás una parada de metro cerca –Como Fontana, Verdaguer, Joanic o Lesseps-. En 20 o 30 minutos podrás estar en Plaça Catalunya.

Además encontrarás una importante oferta cultural cerca de casa. A los ya mencionados Cines Verdi –el gran símbolo del cine de autor de la ciudad-, hay que añadirle la cercanía de los Cines Bosque y Balmes, así como del cine-bar Boliche, que tras unos años cerrado ha vuelto a la actividad. También encontrarás el mítico Teatre Lliure y locales como el Teatreneu que combinan el ser una cafetería y un teatro.

La música en directo también tiene su espacio en Gràcia, con locales como el Heliogàbal, que desde 1995 ofrece música y recitales de poesía en el corazón del barrio. También encontraremos espacios como el Soda Acústic, con jazz en directo, o El Col·leccionista, donde podrás disfrutar del mejor rock. Gràcia es conocido por su animada vida nocturna, aunque eso también puede causar un ruido excesivo en determinadas calles.

Pisos en venta en Gràcia por menos de 280.000

Un barrio para vivir la calle

Gràcia es un barrio ideal para pasear, repleto de pequeñas calles con poco tráfico o peatonales, que por otra parte puede dificultar aparcar en ciertas zonas-. También encontrarás una enorme cantidad de plazas perfectas para sentarte y tomar una cerveza. Está repleta de ellas: Plaça de la Virreina, la Plaça del Rellotge (que en realidad se llama Plaça de la Villa de Gràcia), la Plaça del Diamant, la Plaça del Sol… son demasiadas para nombrarlas todas.

La oferta gastronómica también está a la altura, como no podría ser de otra forma en el barrio que da cobijo al mítico Botafumerio. Pero lo cierto es que encontraremos restaurantes para todos los paladares y bolsillos. ¿Te gusta la comida japonesa? Puedes visitar el Kibuka. ¿Prefieres la comida africana? El Abissínia es una muy buena opción.

Y todo sin olvidar la Festa Major de Gràcia, que desde el 15 de agosto -y durante un plazo de entre siete y diez días- decoran las principales calles del barrio con una temática distinta cada año. Unas fiestas muy populares en las que encontraremos castellers, correfocs, bastoners, trabucaires, gigantes, cabezudos y dragones.

Pisos de alquiler en Gràcia por menos de 1.200€

Encontrar tu piso ideal puede ser una tarea complicada, y la zona es siempre uno de los factores decisivos en la elección. Si buscas un barrio cerca del centro de Barcelona, con una vida animada y con una importante oferta cultural, Gràcia es un lugar ideal para comenzar.