Además, en lo que se refiere al IVA para la reforma de viviendas debemos aprender a diferenciar entre obras de rehabilitación, análogas o conexas, en edificaciones, y las obras que sean de renovación y reparación de viviendas para uso particular.

Tipos de reformas en viviendas a las que se aplica el IVA reducido

Obras de rehabilitación, análogas o conexas

Las obras de rehabilitación, análogas o conexas, en edificaciones sirven para determinar si la sobras son de rehabilitación u poder aplicar el tipo reducido del 10 %, deberán cumplirse dos requisitos:

  1. Que más de la mitad del precio del proyecto de rehabilitación esté dirigido a obras de consolidación o tratamiento de elementos de la estructura como fachadas o cubiertas o con obras para rehabilitación.

Serán necesarios elementos de prueba para acreditar las obras proyectadas: dictámenes de profesionales especializados, visado l además de la aprobación por parte de colegios profesionales del proyecto.

      2. Además el importe de las obras realizadas debe exceder del 25% del precio de la vivienda, si se efectuó en los dos años anteriores al inicio de la intervención de restauración, o a su precio de mercado antes de ser rehabilitada, descontado en ambos casos el valor del suelo.

Obras de renovación y reparación de viviendas

Por otro lado tenemos las obras de renovación y reparación de viviendas para uso particular, que se utilizan cuando un proyecto de obras no pueda calificarse de rehabilitación, las intervenciones en edificios o parte de los mismos destinados a viviendas, por renovación y reparación, tributarán al tipo reducido del IVA del 10%, siempre que se cumplan los siguientes tres requisitos:

  1. Que el destinatario sea persona física (no actividad empresarial o profesional), y utilice la casa particularmente. También si el destinatario es una comunidad de propietarios por las obras hechas en el edificio en el que se encuentre la vivienda.
  2. Que la construcción o rehabilitación de la casaa que se refieren las obras haya terminado por lo menos dos años antes de que empezaran.
  3. Que el encargado de las obras no aporte materiales para su ejecución, y si las aporta su coste no deberá sobrepasar el 40 % de la base imponible de la intervención.

Ahora ya sabes el IVA que se aplica en la reforma de viviendas

El tipo reducido del IVA del 10 %, va dirigido a todo tipo de obras de renovación y reparación como fontanería, electricidad, pintura, escayolistas, instalaciones y montajes…. Los materiales utilizados en la obra no podrá exceder del 40 % del valor total de la obra.

En el caso de rehabilitaciones de viviendas aseguradas, se aplicará el tipo reducido del 10% cuando el asegurado utiliza la casa para uso particular, o la propiedad de propietarios, y contratan directamente con la empresa de reparaciones, quedando obligados frente a la misma a pagar y será la compañía aseguradora quien pagará al asegurado.

Por el contrario, tributarán al 21% cuando la compañía de seguros contrate con el reparador directamente y se le expida la factura directamente, es decir que sea la destinataria jurídica de la reparación