Cualquier bloque de viviendas debe crear una comunidad de propietarios que vele por sus intereses. Esta se regirá por la Ley de Propiedad Horizontal. Los miembros serán los dueños de las viviendas y locales del edificio, no los inquilinos.

Si el lugar al que te mudas todavía no tiene comunidad se deberá crear, lo que no es complicado, pero si que supone un gasto de dinero y, sobre todo, de tiempo.

Crear una comunidad de propietarios

Los pasos para crear una comunidad de propietarios son los siguientes:

  1. Convocar a los vecinos: Se tiene que hacer una reunión y convocar a los vecinos. En esta se redactará el Acta de Constitución, los Estatutos y escoger los cargos correspondientes, que se renovarán anualmente:
    • Presidente
    • Vicepresidente
    • Secretario y administrador
  2. Autorización de firmas y aprobación del presupuesto: Se deberá gestionar la autorización de firmas y aprobar un presupuesto inicial entre todos.
  3. Legalizar el Libro de Actas: El Libro de Actas se puede comprar en cualquier librería. En él se recogerán todas las reuniones, y se tiene que depositar en el Registro de la Propiedad donde esté inscrita la finca.
  4. Solicitar el NIF: El Número de Identificación Fiscal de la Comunidad de Propietarios se deberá pedir en la Delegación de Hacienda correspondiente. Para ello es necesario presentar una copia del nombramiento del presidente, con una fotocopia del DNI de este, y la escritura de División Horizontal del bloque.

 

Ley de Propiedad Horizontal

La Ley de Propiedad Horizontal regula todos aquellos casos en los que un edificio se divide horizontalmente y se forma una Comunidad de Propietarios. Cada piso es una finca registral independiente y hay unos elementos comunes a todas las fincas (pasillos, fachadas, azotea, piscina, zonas verdes y otros elementos).

Las obligaciones de esta Ley están recogidas el el artículo 9.1, y son las siguientes:

  • Respetar las instalaciones generales de la comunidad y demás elementos comunes.
  • Mantener en buen estado de conservación su piso o local.
  • Consentir en su piso o local las reparaciones que exija el servicio del inmueble.
  • Permitir la entrada en el piso o local a los efectos de los tres apartados anteriores.
  • Contribuir conforme a la cuota de participación del piso o local al pago de los gastos generales y a la dotación del fondo de reserva.
  • Utilizar el inmueble con la diligencia.
  • Comunicar al secretario de la comunidad un domicilio a efectos de notificaciones y el cambio de titularidad de la vivienda o local.