Tener un botiquín en casa es uno de los mejores remedios cuando se produce algún accidente domestico. Se trata de un recurso básico y no debe tener cerradura, pero es necesario colocarlo fuera del alcance de los niños. Se aconseja que todo esté ordenado y etiquetado y que en él y que se incluya una lista de los teléfonos de urgencia.

Para evitar que se alteren los medicamentos, hay que procurar que los envases estén bien cerrados y guardados en un sitio fresco, seco y oscuro. Hay que vigilar el estado de los medicamentos que guardemos y tirar los que estén caducados o los que hayan cambiado de aspecto. También los que son de un solo uso como los colirios, jarabes para resfriados, pomadas y gotas para la nariz.

Nuestro botiquín de casa

Antisépticos

Son sustancias que se utilizan para prevenir la infección, evitando que los gérmenes penetren por la herida.

  • Suero fisiológico: se utiliza para lavar heridas y quemaduras. También se puede usar como descongestionante nasal y para lavados oculares.
  • Alcohol etílico: se usa para desinfectar el material de cura, termómetros, etc. Igualmente, se usa para desinfectar la piel antes de una inyección. Se desaconseja el uso sobre las heridas, ya que irrita mucho los tejidos.
  • Jabón neutro: ayuda a limpiar pequeñas heridas.
  • Agua oxigenada: mejor que el alcohol porque ayuda a desinfectar y no escuece.

Material de curación

Ayuda a controlar las hemorragias, limpiar y cubrir heridas o quemaduras.

  • Gasas estériles: para limpiar o cubrir heridas y/o quemaduras.
  • Vendas: sirve para aguantar las gasas y proteger la herida.
  • Esparadrapos y tiritas: para proteger las heridas y evitar roces molestos o infecciones.
  • Tijeras: preferiblemente de punta redondeada.
  • Pinzas: útiles para extraer cuerpos extraños de las heridas. Deben ser metálicas y planas.

Fármacos

Recuerda que es recomendable consultar siempre previamente con un médico.

  • Paracetamol: posee una acción antitérmica -disminuye la fiebre- y analgésica (calma o elimina el dolor).
  • Aspirina: tiene las mismas funciones que el medicamento anterior y además es antiinflamatorio (disminuye o previene la inflamación de los tejidos).
  • Ibuprofeno: antiinflamatorio eficaz.
  • Crema para quemaduras: se usan en las quemaduras de primer grado.
  • Crema de picaduras: para calmar los síntomas. Si una persona es alérgica deberá acudir al centro médico más cercano.
  • Sobres de suero oral: útil los casos de diarreas intensas, para evitar las posibles complicaciones. También son útiles en los casos de quemaduras graves, hemorragias o cualquier situación con riesgo de deshidratación.

No hay que olvidarse que el termómetro es un elemento indispensable en el botiquín de casa ya que son ideales para saber si tenemos fiebre o no.

Pero, eso sí, no debemos olvidarnos de revisar el contenido del botiquín de casa al menos una vez al año, y de tirar siempre aquellos medicamentos caducados que no deberían ser usados.