Después de poner un anuncio, el paso más importante es realizar visitas. Los interesados irán y verán si todo lo que se dice en el anuncio es cierto, y podrán ver si realmente les gusta el piso. Por eso es esencial que todo salga bien.

En yaencontre te enseñamos cómo hacerlo con éxito. Estos son los errores más comunes, que deberás evitar:

No filtrar a los interesados

No todas los que se interesan por el piso son posibles compradores. Deberás filtarlos para no perder tiempo haciendo visitas que no tienen ninguna probabilidad de éxito. El hándicap más repetido suele ser el precio, así que asegúrate de que la persona que contacta contigo tenga un presupuesto al menos cercano, y que podáis negociar.

No preparar el piso

Antes de una visita debes arreglar todas las estancias y que esté perfectamente limpio y ordenado. Las primeras impresiones son esenciales, por lo que es importante que todo esté genial. Es preferible eliminar detalles demasiado personales para que el posible comprador pueda imaginar más fácilmente cómo lo pondría él.

A veces hay muchas visitas y es complicado que todo esté perfecto siempre, más todavía si vives ahí. Una buena idea será agrupar las visitas para no tener que estar recogiendo y cambiando las cosas constantemente.

Enseñar el piso sin luz

La mayoría de personas buscan pisos con luz natural, y si haces la visita en horas que no hay será más difícil venderlo. Como hemos dicho, las primeras impresiones son esenciales, así que si puedes quedar a una buena hora mejor. A veces es imposible, y hay cosas, como la lluvia, que no dependen de ti, pero si está en tu mano es mejor de 11:00h a 17:00h.

Halagar demasiado durante la visita

Si estás seguro de tu piso no tienes por qué estar todo el rato halagándolo. Es uno de los errores más comunes, y podría provocar una mala sensación en la persona interesada, y podría resultar muy pesado.

Ser aburrido o agobiar

Tampoco puedes ser aburrido. Aunque la vivienda generalmente habla por sí sola, siempre podrás explicar algunas cosas y hacer la visita amena y agradable, pero nunca siendo demasiado pesado. Deja que busque, pregunte, mire… Y no lo agobies, tampoco preguntando todo el rato si le gusta. Ya te lo dirá directamente si es así.

Ocultar información

Uno de los errores más comunes es mentir u ocultar información. Es importante ser muy sincero con el estado del piso. Aunque no hace falta comentar todos los detalles, aquellas cosas importantes que no funcionen o que se tengan que cambiar deberás decirlas, y responder siempre con la verdad a cualquier pregunta que te hagan.

No quedar para una segunda visita

Si a alguien le ha gustado de verdad querrá verlo una segunda vez, por eso si has sentido feeling durante la visita y si notas interés no debes perder la oportunidad de proponer otra cita.