A veces resulta complicado saber todos los gastos que conlleva una vivienda, cuándo se deben pagar, con quién te tienes que poner de acuerdo y toda la información que va relacionada, por eso en yaencontre queremos hacerte las cosas fáciles explicándote todos los gastos comunitarios y sus peculiaridades.

Gastos comunes y extraordinarios

Lo principal es separar entre los gastos comunes y los extraordinarios. Los primeros se deberán pagar siempre, porque tienen que ver básicamente con el mantenimiento del edificio. Los principales gastos comunes son: limpieza, seguros, administrador, luz, agua, calefacción, mantenimiento de ascensores y gastos municipales.

Los segundos, en cambio, solamente se pagan cuando hay algún problema o imprevisto, por ejemplo el cambio de un ascensor o cualquier derrama, y se deben aprobar en junta de vecinos.

Gastos obligatorios y opcionales

Primero se debe dejar claro que todos los vecinos deben abonar un mínimo a la comunidad. Aun así, hay algunos gastos que no son obligados. Son aquellos que tienen que ver con reparaciones o cambios opcionales.

Si se hace, por ejemplo, una rampa o se cambia el ascensor, todos los vecinos estarán obligados a contribuir, pero si las obras no son necesarias para el mantenimiento del edificio no deberán hacerlo. En ese caso, solamente podrá ser ineludible si hay una mayoría de vecinos que aprueben la inversión y un coste concreto, que variará según el estatuto de cada comunidad, pero suele ser de 3 mensualidades. ¿Cuánto se paga?

¿Todos los vecinos pagan igual?

En la mayoría de comunidades todos los vecinos pagan por igual, pero hay excepciones. Siempre dependerá de la propia comunidad, que tiene un reglamento que debes conocer antes de comprar el piso.

Entre las excepciones, la más repetida es la división en función de la cuota de participación de cada una de las viviendas, que está fijada en la escritura de división horizontal. Los gastos tienen en cuenta la superficie ocupada, la situación, si es interior o exterior y el uso que se va a hacer de los servicios comunes.