Hay  edificios que se salen de lo normal. No destacan por ser los más altos, ni por ser los más bonitos, ni tan siquiera por ser los más elegantes. Simplemente sobresalen del resto por su gran colorido. Y es que ver tanta diversidad de tonalidades entre tanto gris no puede pasar desapercibida. En este artículo te ponemos un ejemplo de obras arquitectónicas que, sabiendo pasar de ideas preconcebidas, han destacado por darle la vuelta a los prototipos de la decoración.

5 edificios que te sacarán los colores

1- Casa Batlló en Barcelona (España)

Ideada por el gran genio de la arquitectura modernista catalana Antoni Gaudí, la Casa Batlló se encuentra en pleno corazón de la ciudad.  Un reflejo de máxima libertad creativa y una imaginación desbordante en dónde destaca el famoso “trencadís”.

2- Casa Arco Iris en Brooklyn (EEUU)

Como su nombre indica, esta casa americana es un auténtico baño de colores. Un edificio variopinto que por sí sólo emana alegría y vitalidad. Mires por dónde lo mires, siempre acabarás descubriendo un nuevo color.

3- Edificio de colores en Madrid (España)

Tener una paleta de colores como ésta en la fachada de un edificio es todo un acontecimiento. Considerada una de las casa más raras del mundo, si por algo destaca es por su estructura rectangular y su colorido abigarrado.

4- La casa de la música en Dresden (Alemania)

Conocido como el muro del embudo, esta fachada de color azul destaca no sólo por su pintura alegre, sino por el sistema de drenaje peculiar. Elaborado con tubos que recuerdan instrumentos de viento tiene la originalidad de que cuando llueve, suena.

5- El Nautilis (Mexico)

Gran exponente de lo que se llama arquitectura orgánica, el Nautilus es fruto de un sueño hecho realidad por el arquitecto mexicano Javier Senosiain. Sin aristas, sin paralelismos… Ofrece una sensación espacial y de luz inigualable.