Cuando el hambre aprieta, el ingenio agudiza. O eso dicen. Y la verdad es que, aunque ahora ya hayamos superado el bache de la crisis que a muchas familias las ha dejado temblando, durante este periodo tan acuciante muchos se han espabilado para encontrar alternativas a la vivienda tradicional y seguir disfrutando de un techo propio. Sin duda, una de las iniciativas que más se está dando a hablar durante estos últimos años es el de las mobile home, estas viviendas industrializadas que pueden ser transportadas sin la necesidad de ser desmontadas previamente.

No estamos hablando de auto-caravanas, ni bungalows, sino de auténticas casas que pueden ser transportadas fácilmente. Este concepto no es original de España, sino que se inspira en los “tráiler parks” de Estados Unidos. Pero aún sea cogiendo la idea de otros sitios, aquí también sabemos innovar y repensar nuevas soluciones dentro del concepto de las Mobile Home. Y eso es lo que hacen en Dual Home Estudio de interiorismo y decoración, una empresa especializada no sólo en interiorismo y decoración, sino también con una hoja de servicios que incluye reformas integrales de viviendas, locales comerciales, diseño y fabricación de mobiliario y tapicería, etc. Pero ya hace un tiempo que Dual Home han ampliado su catálogo de servicios y ahora ofrecen contenedores marítimos transformados. Una nueva opción de vivienda absolutamente innovadora y disruptiva.

Vivir en un contenedor marítimo

Un contenedor marítimo es una gran caja metálica que sirve para almacenar todo tipo de mercaderías para ser transportadas por el mar en largas travesías, manteniendo la seguridad y el cuidado de su contenido. Pero una vez este contenedor ha hecho su servicio puede caer en desuso. Por eso una de las mejores opciones de reciclaje de estos grandes volúmenes de hierro es la que propone Dual Home, una de las primeras compañías que ha visto en este material un buen espacio para instalar una habitación, para montar una cocina, o una sala de estar. Y la superposición de estos módulos termina siendo toda una vivienda.

Un buen ejemplo de ello lo tuvimos en la recién terminada Barcelona Meeting Point, la feria inmobiliaria por excelencia. Instalaron uno de estos contenedores, adaptado como un pequeño salón para recibir las visitas de los más curiosos. Desde allí nos atendió Francesc Collel, responsable técnico de Dual Home y hermano de Judith Colell, fundadora de Dual Home. De hecho, Colell, a través de su empresa Zarca SL es quien se encarga de proveer y mecanizar los contenedores marítimos, sean usados o nuevos. El material de estos contenedores es ideal para montar pequeños bares y cafeterías, para exposiciones, puntos de información para ayuntamientos… o para viviendas.  “El contenedor está fabricado con acero de alta resistencia. Aparte se puede revestir por dentro y por fuera con materiales como madera o prefabricado fino de hormigón dando a la vivienda una larga vida y con muy poco mantenimiento.” explica el técnico de Dual Home.

Esta empresa trabaja siempre mostrando su trabajo al cliente con absoluta transparencia. “Ofrecemos a nuestros clientes el proyecto desde el principio hasta la entrega llave en mano. El cliente siempre puede seguir en todo momento el proceso de mecanizado y acabados solicitados” asegura. Pero, ¿Qué ventajas tienen el disponer de una vivienda realizada a partir de contendores marítimos? “Respeto por el medio ambiente, ya que se reciclan contenedores marítimos fuera de circulación, aunque también pueden ser nuevos; rápida ejecución; se puede trasladar si el terreno o solar no es definitivo” resume Colell.

Menos tiempo de ejecución, menos permisos, más económico

Otra de las grandes ventajas es que el coste termina siendo menor que el de la vivienda tradicional pues no son necesarios tantos permisos ni certificaciones como si ocurre con la vivienda construida. De hecho solamente se necesita el CTE (Código Técnico de Edificación) y la Cédula de Habitabilidad, que lo da cualquier despacho de arquitectos (en el caso de una vivienda de más de 15 m2).  Respecto a los permisos de ocupación de suelo, los contendedores marítimos transformables pueden ocupar tanto suelo rural como de ciudad, suelo no urbanizable o suelo edificable, pues no es una vivienda sujeta a criterios de edificación. Pero como cada municipio tiene sus propias normativas, vale la pena enterarse de cuáles son todos los requisitos legales antes de establecerse en un sitio fijo (normalmente el alquiler de uso de un terreno es para 5 años).

Cabe decir que la iniciativa de Dual Home ha generado mucho interés “a arquitectos muy interesados en diseñar a partir de contenedores viviendas de lujo y con diseños muy extravagantes”. Aunque, según Francesc Colell, el target al cual se dirigen es el de “familias de dos o tres personas que optan a tener parcelas o terrenos en zonas de costa o montaña. Gente con ganas de cambiar la manera de vivir en grandes ciudades o comunidades”. Son los que se llaman nómadas de viviendas. Una vivienda puede ser formada por cuatro contenedores (cada contenedor mide 15 m2) y ocupar una parcela de 60 m2. De media, un contenedor marítimo transformado de 15 m2, diáfano, con lavabo y dos ventanas cuesta unos 8.000 €. Pero los procesos de trabajo de Dual Home para el proyecto de habilitación y diseño de una vivienda en un contenedor marítimo no tienen por qué tardar más de tres meses, llave en mano. Sin duda, el ahorro de tiempo es el gran atractivo para este negocio. Primero “se parte de un diseño o distribución por parte del cliente, luego se mecaniza y se trabaja según normativas y proyecto. Una vez transformado (hueco de puertas, ventanas o cristaleras) se trabaja la distribución eléctrica, sanitaria y aislamientos interiores de paredes y techo, se colocan las distribuciones para habitaciones, baño, comedor, cocina etc… Y el revestimiento del suelo”. El último paso, con el que Dual Home ofrecerá el mejor servicio, será el de terminar los acabados interiores y la decoración.

Proyectos de futuro para Dual Home

La irrupción de los contenedores marítimos de Dual Home en el Barcelona Meeting Point fue una de las atracciones más destacadas de la feria. Y los resultados para la empresa fueron más que satisfactorios. “El BMP nos dio la oportunidad de poder dar a conocer este producto y sus prestaciones […] La verdad es que tenemos que atender bastantes proyectos gracias a esta exposición en la feria, lo más solicitado son viviendas de 30-45 m2, estudios personalizados de 15 m2, espacios para pequeña restauración como cafeterías y oficinas para clubs deportivos” declara con alegría Francesc Colell.

Dual Home es pionera en Catalunya, no en España, donde hay algún despacho de arquitectos que trabaja con contenedores marítimos. Pero como ya pasa normalmente España va a la cola en este tipo de proyectos. “Desde hace unos pocos años, y viendo el auge en otros países como Canadá, EEUU, y Europa del Este, se empieza a estudiar el introducir el contenedor para viviendas. Se estudia un mercado en minoría pero muy interesado en este producto que respeta el medio ambiente y que solo necesita un pequeño solar o parcela para colocarlo”. Y en este momento nos encontramos, con una alternativa a la vivienda tradicional, emparentada con las Mobile Home, que pretende, poco a poco, cambiar el panorama del sector inmobiliario apostando por una mayor movilidad.