Aunque los precios de las viviendas bajaron con la pandemia, lo cierto es que los expertos vaticinan una subida de estas para este y próximos años. De hecho, durante 2021 ya se vieron determinadas subidas en algunas regiones. ¿Cuánto y en qué lugares subirán los precios de las viviendas en dos años?

En España tras las subidas continuadas desde 2015, hubo ya un freno en 2019, y tras el paréntesis de 2020, vuelven a subir los precios un 1,48% en 2021. Por esto, la tasadora Euroval vaticina subidas en los años venideros.

Desde CBRE hacen balance y explican que el precio de la vivienda ha acelerado su senda de crecimiento en 2021 con un avance del 6,4% a cierre de año, según los últimos datos del INE, que coinciden con las previsiones anunciadas por CBRE.

En concreto, ha destacado el buen comportamiento del precio de la vivienda de segunda mano (+6,4%), que ha recuperado la senda de crecimiento y ha cerrado el año por encima del aumento del precio de la vivienda nueva (+6,1%).

Cuánto subirán los precios en los próximos años

CBRE vaticina que, en 2022, el precio de la vivienda mantendrá su impulso liderado por el avance de la vivienda nueva, que cerrará el año con un crecimiento interanual previsto del 4,5%. Mientras que Eduardo Molet, asesor inmobiliario, cree que seguirán subiendo en este año, especialmente la de obra nueva por teletrabajo, demanda de pisos más grandes… “En cuanto a los tipos de interés: se están ofreciendo hipotecas a tipo fijo por debajo del 1%”. Respecto al tipo de vivienda, Molet vaticina subidas del 11% en obra nueva, y del 5% en vivienda usada.

La previsión de Servihabitat es que el dinamismo del mercado residencial será un hecho en 2022, y no solo por una demanda interna muy enérgica, sino por la vuelta del comprador extranjero, que despierta de su letargo pandémico.

El informe de Euroval da a conocer datos interesantes y significativos. Pues señala crecimientos de 0,89%, 0,51% y 0,26%, para cada año 2022, 2023 y 2024. “Podemos decir que estamos ante una estabilidad en el precio medio de la vivienda en España, que se consolidaría en 2024 con 1.675 euros por metro cuadrado”.

En qué lugares subirán más los precios de las viviendas

Según los expertos inmobiliarios, las principales ciudades como Madrid y Barcelona aumentarán sus precios, algo que no sorprende porque siempre lo han ido haciendo en estos últimos años. También lo harán zonas de más demanda como la costa y las islas baleares.

Según UCI, regiones como País Vasco (7,9%) y Baleares (7,8%) también tendrá mayores subidas de precios en este 2022.

Si analizamos algunas provincias, Euroval señala que, en general, Andalucía tiene precios al alza, con tasas de variación totales para los tres años que superan el 7% en algunas provincias. Almería, por ejemplo, tendría un incremento de precios medios unitarios de vivienda del 4,03%, 2,95% en 2022 y 2023, y se frenarían con 1,09% en 2024. En Málaga, se muestra un aumento del 4,28% en 2022, 2,26% en 2023, y se estabilizarían en 2024 en el 0,80% y en Sevilla habría un crecimiento del 1,63% en 2022, estabilizándose en 0,29% en 2023, e incluso cayendo muy ligeramente en 2024, un 0,35%.

¿Cuánto y en qué lugares subirán los precios de las viviendas en dos años?

En Zaragoza, la proyección para 2022, 2023, y 2024 muestra subidas de 1,01%, 1,22% y 1,14%. En Baleares, las subidas serán menores, de 2,27%, 1,63% y 0,82% en los años 2022, 2023 y 2024, con un total de 4,80%, superior a la media de 1,67% de España.

Toledo es una de las provincias donde más sube el precio de la venta de viviendas en España para los próximos años según  este informe, lo hace con incrementos significativos para 2022, 2023 y 2024, de 5,89%,4,82% y 4,10%. En la provincia de Barcelona se muestran caídas para los años 2022, 2023, y 2024, de 2,38%, 2,93% y 2,31%, en  la Comunidad de Madrid, la proyección indica subidas del 2,48% y 1,40% en 2022 y 2023, y estabilización de los precios en 2024.

¿Cuánto y en qué lugares subirán los precios de las viviendas en dos años?

Por su parte, en Guipúzcoa, la proyección a 2022, 2023, y 2024 indica una estabilidad, ya que los datos a la baja son tan leves que sólo puede interpretarse como una tendencia de estabilidad de precios. En Comunidad Valenciana al alza en Castellón, 6,5% y Valencia, 3%, y estable en Alicante.