Según el Índice de Precios de Vivienda (IPV) del Instituto Nacional de Estadística (INE), el precio de la vivienda libre sube un 4,5% en el tercer trimestre del año comparado con el mismo periodo que el pasado año.

Con el repunte del tercer trimestre, nueve décimas superior al del trimestre anterior, el precio de la vivienda libre acumula ya 38 trimestres de incrementos interanuales.

Vivienda nueva

Según el INE, el precio de la vivienda nueva es el que más sube en España, un 11% interanual en el tercer trimestre del año. Esto supone 3,3 puntos más que en el trimestre anterior y su mayor alza de los últimos 16 años.

Vivienda de segunda mano

Mientras que el precio de la vivienda usada tuvo un incremento del 3,2% en este periodo de tiempo si se compara con 2022. Según Iñaki Unsain, Personal Shopper Inmobiliario, este aumento en la vivienda usada es normal. “Tenemos una inflación que casualmente coincide con ese 3,2%, por lo que el encarecimiento crece en consecuencia de una manera razonable”.

precio de la vivienda sube

En qué zonas sube más y dónde menos el precio de la vivienda

A nivel general, los mayores repuntes tuvieron lugar en Navarra y Baleares (+3,1%) y País Vasco y Canarias (+3%), y aquellas zonas donde estas subidas de precios en viviendas fueron más moderadas son Castilla-La Mancha y Extremadura (+0,6% en ambos casos).

Como vemos, y según el INE; Navarra, con una tasa del 7,6%, es la comunidad autónoma donde más se ha encarecido el precio de la vivienda libre entre el tercer trimestre de 2022 y el mismo periodo de este año.

En la Comunidad de Madrid, este incremento fue del 4,1%, lo que corresponde a una tasa cuatro décimas por debajo de la media nacional (+4,5%). Así, en la región ha aumentado el índice general un 2,3% con respecto al segundo trimestre del 2023.

Cantabria se erige como la tercera comunidad donde más sube el precio de la vivienda en este periodo de tiempo. Lo hace un 5,9% en el tercer trimestre de 2023 en relación al mismo periodo del año anterior, 1,4 puntos más que la media nacional, que se incrementó un 4,5%.

Por su parte, analizando la comunidad de Castilla-La Mancha, destaca la subida del 1%, región donde menos aumenta el precio de la vivienda en el tercer trimestre del año.

En cuanto a la vivienda de segunda mano, gana un 1% respecto al trimestre anterior, un 2,9% en lo que va de año y tres décimas respecto al mismo periodo del año anterior.

En Euskadi, este precio ha aumentado un 3,8% en el tercer trimestre del año en comparación con el mismo periodo de 2022.

Analizando Canarias, representa la segunda comunidad donde más creció el precio de la vivienda en el tercer trimestre con un 6,6 %. Solo le supera Navarra, con un 7,6% más.

Baleares al alza

El Índice de Precios de Vivienda ha aumentado un 4,5% anual en Baleares de julio a septiembre de 2023, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Sigue siendo la Comunidad con los precios más altos, seguida de Madrid y Cataluña.

El incremento anual en las Islas es el mismo que el nacional. Los precios de la vivienda presentan tasas anuales positivas en el tercer trimestre de 2023 en todas las comunidades autónomas.

Extremadura, donde menos sube el precio

Extremadura es la comunidad donde menos sube el precio de la vivienda en el tercer trimestre, lo hace un 0,6% comparado con el periodo de abril-junio, el menor incremento junto con Castilla-La Mancha de todo el país, donde se incrementó un 2,5%.

La región extremeña también se sitúa con el menor incremento trimestral del precio de la vivienda usada, con un 0,7%, frente al 2,2 por ciento del conjunto nacional.

Precios en fase de estabilización

Este incremento en el precio de las viviendas es percibido por los agentes del sector como algo estable. Según el Consejo General de los Colegios Oficiales de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de España, tales cifras están dentro de lo previsible, pues el precio medio de la vivienda ha entrado en una fase de estabilización debido a la caída de la demanda tras la subida de tipos y el encarecimiento de la vida.

Mientras que desde Tecnotramit creen que los datos macroestadísticos del INE son esperanzadores.