Pese a la Ley de Vivienda que intenta controlar y establecer límites a los precios de los arrendamientos, el precio del alquiler en España no deja de subir, en especial en las grandes ciudades. ¿Qué se llega a pagar en Madrid o en Barcelona por alquilar vivienda?

Según el último informe de idealista, de septiembre, y publicado este octubre, el precio del alquiler de viviendas en España se incrementó un 0,3% durante los últimos tres meses y la tasa interanual supone un incremento se sitúa en el 9,3%.

A cierre del mes de septiembre de 2023, alquilar una vivienda en nuestro país tenía un coste de 11,8 euros por metro cuadrado.

Precios del alquiler altos en las capitales

Este informe da a conocer que un total de 34 capitales españolas tienen precios más altos que antes de aprobarse la Ley de Vivienda.

Las subidas más importantes se dan en Barcelona (6,6%), Madrid (5,1%), Alicante (4,6%), Valencia (4,2%) o Málaga (3,4%).

Además, las subidas interanuales en estos mismos mercados son de dos dígitos: Valencia (22,1%), Alicante (18,6%), Barcelona (18,1%), Málaga (17,9%) y Madrid (10,7%).

Qué se paga por alquiler en las capitales

Así, la media del alquiler por ejemplo en la capital catalana es de 1.550 euros/mes, un precio que en Madrid se reduce a 1.394 euros/mes y en Málaga a 1.217 euros/mes, según los datos de Idealista, que destaca que la mitad del centenar de poblaciones analizadas tiene alquileres por encima de los 900 euros.

Barcelona, menos contratos y precios algo desorbitados

La Ciudad Condal se erige como la capital más cara para alquilar una vivienda, con 20 euros/m2, siendo también Barcelona la provincia con mayor incremento, (17,2 euros/m2 al mes), subiendo el precio en verano en un 7,5%.

Según el Incasol, en capital catalana los precios de los alquileres van subiendo y su media es de 1.123 euros al mes, lo que representa un aumento del 3% más que en el primer trimestre del año y un 12,7% más que hace un año.

Otros datos que da este organismo sobre la ciudad es que entre abril y junio se han firmado 10.328 contratos, lo que representa un 9,5% menos que el mismo periodo del pasado año. Y un 5,1% menos que entre enero y marzo. Por lo que hay un aumento de precios pero una reducción importante de contratos firmados.

Si se analizan los diversos distritos de la ciudad, Nou Barris es el más barato, con un precio medio de 796,24 euros, y le sigue Sant Andreu (876,64).

Los más caros están en Tres Torres (1.859,8 euros), Sant Gervasi-Galvany (1.730,46) y Pedralbes (1.730,4).

En Cataluña hay cada vez alquileres más caros. En general la media del alquiler es de 830,34 euros durante el segundo trimestre, 17,47 más que el primer trimestre, y también baja su número de contratos.

El estudio de Incasol sorprende porque no solamente Barcelona es cara si no también otras provincias. Sant Vicenç de Montalt es el municipio más caro, con 1.595 euros en el mes en alquiler, y hasta un total de 22 pueblos y ciudades superan ya los 1.000 euros mensuales de arrendamiento.

Más pisos compartidos

Todo ello está aumentando la oferta de pisos compartidos, que según Agencia EFE en base a idealista, se eleva un 34 % en toda España.

Si nos detenemos en Barcelona, el porcentaje de esta oferta se ha elevado hasta el 63 %, mientras que en Madrid lo ha hecho solo un 10 %.

Demanda hacia la periferia

Idealista también revela que, debido a este incremento de precios y la poca oferta, crece entonces la demanda para alquiler en la periferia de las grandes ciudades. En Cataluña cobran protagonismo poblaciones como Santa Coloma de Gramanet, con un precio medio de 842 euros/mes, por delante de L’Hospitalet de Llobregat.