El año que hemos dejado ha sido bueno para la vivienda. El número de transacciones de compraventa se han acelerado, y en parte, es por la bajada de precios generalizada. Si bien ello no es igual en todas las regiones y hay zonas que han subido más que otras sus precios de la vivienda. Veamos estas diferencias.

Diversos estudios manifiestan estas subidas y bajadas de precios. Por un lado, un informe de  la consultora Knight Frank, recogido por idealista, da a conocer que las ciudades de Málaga (7,6%), Sevilla (3,9%) y Valencia (3,4%) son las urbes españolas en la que el precio de la vivienda ha experimentado una mayor subida a lo largo del año 2021.

También señalan a las capitales, Madrid y Barcelona, como las que han experimentado subidas destacadas, en concreto, del 2,9% y el 1,3%.

Encarecimiento de la vivienda nueva

Un informe de Sociedad de Tasación establece que el precio de la vivienda nueva crece un 3% durante 2021. Por comunidades autónomas, a excepción de las ciudades de Ceuta y Melilla con ligeros aumentos anuales por debajo del 1%, todas las regiones han registrado incrementos anuales que varían entre el 1,9% registrado en Extremadura, hasta el 4,1% de las Islas Baleares, siendo ésta última la única comunidad por encima del 4%.

Este informe también destaca el incremento de precios en Madrid y Barcelona, que registran incrementos interanuales superiores al 3%. En el resto de las comunidades estos aumentos se sitúan entre el 2% y el 3% interanual.

Por capitales, Barcelona (4.630 €/m²) continúa teniendo el precio medio más elevado a nivel nacional, seguida de Madrid (3.802 €/m²) y San Sebastián (3.757 €/m²) en diciembre de 2021. Por el contrario, Badajoz (1.233 €/m²), Ciudad Real (1.228 €/m²) y Cáceres (1.222 €/m²) se sitúan con el importe medio más bajo.

Y una de las razones de este aumento de precios en las viviendas de obra nueva se debe a que, tal como informa Sociedad de Tasación, el coste de construcción de obra nueva ha alcanzado los 1.155 €/m² a cierre del año 2021 y suma así cuatro trimestres consecutivos al alza. En términos porcentuales, este indicador ha experimentado un crecimiento del 4,17% durante el último trimestre y una variación anual del 15,63%. La ratio de construcción sobre rasante se incrementó ligeramente hasta los 947 €/m², mientras que el de bajo rasante se situó en 411 €/m².

¿En qué lugares han subido más o menos los precios de la vivienda en 2021?

La vivienda usada también sube

El precio de la vivienda usada en España marca una subida del 2,8% durante 2021. Esta subida deja el metro cuadrado en 1.829 euros según el último índice de precios de idealista. Atendiendo a la variación trimestral, los precios se han incrementado un 0,9% desde verano.

La mayor caída se ha producido en Ceuta (-7,9%) y a continuación se sitúan Santa Cruz de Tenerife (-5,5%), Jaén (-4,5%), Lugo (-4%) Sevilla (-3,9%) y Ávila (-2,4%). En Barcelona, los precios se redujeron un 1,9%, mientras que el descenso en Bilbao fue del 0,9%.

San Sebastián es la capital española más cara (4.970 euros/m2), seguida de Barcelona (3.932 euros/m2), Madrid (3.700 euros/m2), Palma (3.100 euros/m2) y Bilbao (3.045 euros/m2). En la parte opuesta de la tabla, encontramos a Lleida, la capital más económica, con un precio de 1.033 euros/m2.

¿En qué lugares han subido más o menos los precios de la vivienda en 2021?

Previsiones en precios para 2022

El informe de Sociedad de Tasación vaticina que se espera un dinamismo en vivienda de obra nueva durante el primer semestre de 2022, con previsión de crecimientos interanuales en precios de la vivienda nueva en torno al 3 y 5%.

Para Francisco Iñareta, portavoz de idealista, “la estabilización de las compraventas, que comenzó tras el verano, podría permitir una tasa de remplazo en la segunda mano que reduzca las tensiones actuales y mantenga los precios durante los próximos trimestres”.

Mientras que en su informe, Carlos Zamora, Socio del Área Residencial de Knight Frank, señala que “lo que suceda a continuación dependerá de la velocidad a la que empiecen a subir los tipos de interés, del impacto de Ómicron y de la persistencia de una mayor inflación, que podría reducir la renta disponible y debilitar el ánimo de los compradores. Aún así, para el caso de España nos mostramos plenamente confiados en que el sector inmobiliario continúe en 2022 la sólida senda de recuperación. Hemos registrado la mayor actividad de los últimos años, siguen existiendo excelentes oportunidades de inversión en el mercado español y los cambios de tendencia en vivienda pueden continuar impulsando la demanda durante 2022”.