Aunque durante 2020 hubo un retroceso de la compraventa de viviendas en manos de extranjeros en el país, parece que ahora los datos se han recuperado. Así lo ratifica el Consejo General del Notariado, que en su informe concluye que la compraventa de vivienda libre por extranjeros aumentó un 41,9% interanual en la segunda mitad de 2021. Y se espera que pueda aumentar también en este 2022.

Analizando los datos, los extranjeros residentes realizaron el 54,8% de las compraventas, aumentando en un 27,4% interanual. El restante 45,2% de las operaciones fueron de no residentes, elevándose un 64,5%.

Las compraventas de viviendas aumentaron en todas las CCAA

Estas compras por parte de extranjeros aumentaron en todas las comunidades autónomas del país, siendo las más importantes Baleares (81,5%), Canarias (57,1%) Andalucía (55%), Cantabria (50,5%) y Comunidad Valenciana (44,9%).

Por debajo de la media nacional (41,9%) se registraron incrementos en Cataluña, Asturias, Navarra, Murcia, Madrid, Castilla-La Mancha, Aragón, País Vasco, La Rioja y Extremadura. Mientras que, por debajo del 10%, crecieron Castilla y León y Galicia.

La compraventa de viviendas por parte de extranjeros sigue creciendo

Precios generales

Atendiendo al precio promedio por metro cuadrado de las operaciones realizadas por compradores extranjeros en la segunda mitad de 2021, el Consejo General del Notariado afirma que fue de 2.016 €/m2. Ello supuso un incremento de los precios del 14,3% interanual.

El precio medio pagado por extranjeros no residentes aumentó un 11,8% y el de los residentes un 9,9%, en ambos casos por encima que el comprador nacional (6,9%).

Qué extranjeros siguen comprando viviendas en el país

Los británicos se erigen como aquellos no nacionales que compran más viviendas en el país. Coparon el 11,8% de las operaciones totales (7.560), seguido por alemanes (10,4%) y franceses (8,3%).

Es de destacar que aumentaron las compraventas de viviendas efectuadas por los extranjeros de todas las nacionalidades, pero lo hicieron con mayor intensidad por parte de los holandeses (104,1% interanual), irlandeses (99,3%) y alemanes (84,9%).

Mientras, los mayores precios promedio por metro cuadrado fueron abonados por los compradores de Suecia (2.752 €/m2), Dinamarca (2.750 €/m2), Alemania (2.741 €/m2), EE.UU. (2.601 €/m2) y Suiza (2.479 €/m2).

El comprador extranjero sigue ganando terreno en Cataluña

El porcentaje de compraventa de vivienda por extranjeros en Cataluña en el último trimestre del 2021 fue del 12,7%, frente al 11% del trimestre precedente. Según datos ofrecidos en exclusiva a los API por parte del Colegio de Registradores.

Por provincias, Girona encabeza los resultados provinciales con una representación extranjera del 22,3% sobre el total de compraventas registradas en la región, seguida de Tarragona (11,4%), Lleida (9,6%) y Barcelona (8,7%).

La compraventa de viviendas por parte de extranjeros sigue creciendo

Según datos del Observatorio del Colegio Notarial de Cataluña, son los franceses y alemanes lo que hicieron mayores compras en la comunidad. Las operaciones de los franceses representaron un 47% respecto al total. En segundo lugar, se situaron los alemanes con un 11%, mientras que aquellas nacionalidades más activas en las operaciones de compraventa de vivienda libre por parte de ciudadanos extranjeros residentes en la comunidad fueron los marroquíes, con un 14%, y los italianos, con un 11%, mostrando también una tendencia similar al semestre anterior.

Según idealista en base a estos datos, la compraventa de vivienda por parte de ciudadanos extranjeros en Cataluña aumentó un 40,9% en 2021 respecto al año anterior. Siendo el total de estas operaciones en 2021 de 17.493, cifra notablemente superior a las 12.407 del año anterior.

El precio por m2  de las viviendas o inmuebles adquiridos durante la segunda mitad del año ha aumentado un 9,8%, por debajo de la media nacional (14,3%), pasando de 1.988 euros/m2 a 2.184€/m2.

Qué pasará en 2022

La previsión realizada por Servihabitat es que el dinamismo del mercado residencial será un hecho en 2022, y no solo por una demanda interna muy enérgica, sino por la vuelta del comprador extranjero, que despierta de su letargo pandémico.