Este año nos merecemos más que nunca disfrutar del aire libre, de la playa o la montaña. Alquilar una casa o apartamento en verano se convierte en una opción demandada porque los desplazamientos van a ser más cortos, interiores y nacionales.

De esta manera, y con un verano marcado por la Covid-19, hay una serie de claves que debemos seguir para alquilar de forma más segura.

Mirar apartamentos con antelación

Si queremos escoger una casa en una zona concreta, entonces es mejor mirar las distintas opciones con antelación. Se prevé que este año haya una mayor demanda de este tipo de alquileres y conviene reservar antes para ir  sobre seguro.

Alejarse de las zonas más demandadas

Cada año, las zonas costes de Baleares, Cataluña o Valencia suelen ser más demandadas, pero huír de las concentraciones nos pone a salvo de posibles brotes de la pandemia y nos aleja de contagios. Para hacernos una idea, la plataforma de búsqueda de alquileres vacacionales, HomeToGo, especifica en su web que los destinos en España más demandados este año son zonas de Mallorca, Benidorm, Menorca, Conil de la Frontera y Galicia.

alquilar casas

Mientras que Salou, Tenerife, Gandía, Ibiza o Alicante también están entre los destinos preferentes. No es algo nuevo porque cada verano suelen repetirse tales lugares. Pero hay muchas más zonas para veranear.

No reservar en las áreas más caras

Afortunadamente, la geografía española es amplia y alberga un buen séquito de apartamentos y casas en cada comunidad. Este año, pese a la pandemia, algunas casas vacacionales encarecen precios, y en general, el precio del alquiler se incrementará este verano un 3% en comparación con el pasado año, según TecniTasa. Las zonas más caras coinciden con algunas de las más demandadas como Baleares, Málaga, Galicia o Alicante, que tienen precios de alquileres de 2.000 a 1.000 euros la semana.

Visitas virtuales o presenciales seguras

Ahora las visitas virtuales, que permiten inspeccionar las viviendas por dentro y por fuera, te realizan un recorrido 360º sin tener que moverte de casa. Inmobiliarias y páginas web cuentan con estos servicios viendo la propiedad más real y minimizando el riesgo de contagios. Si  estamos cerca del apartamento y lo queremos visitar, ahora es posible porque no estamos ya en estado de alarma, manteniendo las distancia y las medidas pro Covid-19 en todos los lugares.

Negociar precios

Es fundamental para poder acceder a un precio razonable en nuestro alquiler veraniego. Desde diversas instituciones recomiendan no fiarse de precios demasiado bajos en primeras líneas de mar porque las gangas en este tipo de alquileres no existen.

A la hora de negociar el precio se aconseja pactar precios cerrados. Así el arrendador no puede exigir gastos adicionales en conceptos de limpiezas y otros porque ya está incluido en el precio pactado.

alquilar casas

Medidas Covid-19

No hemos encontrado medidas especiales Covid-19 para los inquilinos que quieren alquilar casa o apartamento durante el verano, pero sí de cara al propietario que va a tener que hacer uso de las medidas de seguridad como la limpieza, higienización y desinfección de la vivienda previa a la entrada de los huéspedes. De manera que el inquilino debe encontrarse con una casa segura en la que no hay objetos comunes de lo que propietarios.

Negociar las condiciones

Además del precio, la OCU da a conocer que hay que negocias diversas condiciones, y necesitar un servicio de asesoría si estamos algo despistados sobre los trámites a la hora de alquilar la casa. En el caso de que haya problemas, la OCU explica que si hemos contratado directamente con el dueño, lo mejor es arreglar la cuestión de manera amistosa con él. Si no es posible, el inquilino no tiene la consideración de consumidor, y si tiene que hacer alguna reclamación, tendrá que ser mediante demanda ante el juzgado de primera instancia de la localidad en la que se encuentre la vivienda.

En el caso de haber contratado el alquiler con una agencia inmobiliaria, entonces hay una hoja de reclamaciones para solucionar problemas a través de esta vía, si no se puede tampoco, solo queda la opción de demanda judicial.

Contrato por escrito

Con el fin de evitar malentendidos posteriores y para que todo tenga constancia, lo mejor es hacer un contrato por escrito. En este contrato deben especificarse las condiciones del alquiler, el tiempo de uso del apartamento, las fechas, horas de entrada y salida, política de cancelaciones, qué incluye el precio y otras consideraciones necesarias.

Conservar documentación y otros

La OCU también aconseja conservar una copia de la reserva o señal de la casa. Y es mejor tratar pagar la menor cantidad que exijan e intentar no pagar el resto hasta la llegada.