Precios más altos, mayores inversiones y un optimismo moderado, por la actual situación de la economía, son algunas de las tendencias de la vivienda durante el primer trimestre de 2022. Veamos qué otros resultados vemos en este periodo de tiempo.

El estudio de Sociedad de Tasación sobre Tendencias del Sector Inmobiliario concluye que el aumento del optimismo dentro del sector se ha moderado al cierre del primer trimestre de 2022. Esto es porque el actual contexto de desaceleración de la economía, incertidumbre geopolítica y costes energéticos en máximos.

Aumento de precios

Era algo esperado y ya vaticinado por muchos profesionales del sector. Este informe da a conocer que el precio medio para el conjunto de la vivienda nueva y usada se ha situado en 1.743 €/m2 al cierre de marzo de 2022, con una variación anual del 3,8% y semestral del 2,8%. Esto demuestra que el mercado residencial no ha sufrido grandes alteraciones pese al estallido de la guerra de Ucrania y la evolución alcista de la inflación.

Si se analizan las diversas comunidades, la de Madrid (2.689€/m²) registra el precio medio más elevado de vivienda nueva y usada a nivel nacional, por encima de Cataluña (2.418€/m²) y País Vasco (2.305€/m²). Por el contrario, Extremadura (905€/m²) y Castilla La Mancha (986€/m²) presentan el importe medio más bajo, ambas por debajo de los 1.000€/m² de media.

Optimismo moderado: así está la vivienda en el primer trimestre de 2022

La inversión inmobiliaria no deja de crecer

Hay más subidas. Lo hace también la inversión inmobiliaria, que en España registró, en el primer trimestre del año 3.817 millones de euros, un 141% más que en el mismo periodo del 2021, según la consultora inmobiliaria internacional JLL. Destaca la inversión en oficinas, logística y retail, que se situó en el primer trimestre de 2022 en 1.716 millones de euros.

Lo que más sube es el living, (sectores residencial, residencias de estudiantes y healthcare), donde la inversión durante el primer trimestre del año alcanzó los 1.141 millones de euros, un incremento del 92% respecto al primer trimestre de 2021.

Este incremento se debe especialmente por el aumento en la inversión en los verticales ‘build-to-rent’, que alcanzó los 997 millones, lo que supone un alza en términos absolutos de 592 millones de euros, un 146% más respecto al primer trimestre del año anterior. Esperan mayores crecimientos durante el resto de 2022.

Según CBRE, este segmento ha cerrado los tres primeros meses del año como el primer asset class sobre el total de la inversión, que se sitúa alrededor de los 4.000 millones de euros, y ha registrado un crecimiento del volumen transaccionado del 40% respecto al mismo periodo del año anterior.

Optimismo moderado: así está la vivienda en el primer trimestre de 2022

“Estas cifras son muy relevantes para nuestro sector. De cara a los próximos meses, prevemos cerrar más operaciones a gran escala con las que esperamos generar un efecto llamada para los inversores y reconocimiento sectorial, además de poder así confirmar esta tendencia positiva”, según Samuel Población, Director Nacional de Residencial y Suelo en CBRE.

El coste de construcción sube

A su vez, el coste de construcción de obra nueva ha alcanzado los 1.106€/m² al cierre del primer trimestre de 2022, y pone fin a cuatro trimestres consecutivos al alza, según los datos de Sociedad de Tasación. En términos porcentuales, ha experimentado un descenso trimestral del -4,28% y un aumento anual del 7,45%. A su vez, la ratio de construcción sobre rasante se ha situado en 988€/m², mientras que el de bajo rasante en 394€/m².

Índice de confianza

El Índice de Confianza Inmobiliario del estudio de Sociedad de Tasación, ha alcanzado los 53,2 puntos sobre 100 durante el primer trimestre de 2022, la cifra más alta desde el inicio de la pandemia. Este indicador encadena tres trimestres consecutivos en una zona optimista (por encima de 50 puntos). No obstante, su crecimiento se ha ralentizado entre enero y marzo de 2022, con apenas una subida de dos décimas en comparación con finales de 2021.

Un contexto de incertidumbre

El consejero delegado de Sociedad de Tasación, Juan Fernández-Aceytuno, explica que estamos en un momento de gran incertidumbre. “Al igual que cuando estalló la pandemia, debemos revisar nuestras previsiones iniciales para este año y estar muy cerca del mercado, con el objetivo de evaluar y comprender qué está pasando, y ver hacia donde vamos. Por ahora observamos que la invasión en Ucrania ha frenado el creciente optimismo en el sector, pero eso no ha supuesto, al menos de momento, un cambio en el comportamiento del mercado residencial en España. El aumento de los costes de gas, electricidad y combustibles, y su impacto en la escalada de inflación, implica una menor renta disponible por parte de los compradores, lo que puede frenar su capacidad de financiación hipotecaria, y sería un contrapeso a valorar”.