La pandemia y el confinamiento supuso un antes y un después en los gustos y necesidades de los propietarios de viviendas. Esto hace que muchas personas se encuentren, actualmente, en la búsqueda de una vivienda de reposición. Pero, ¿qué quiere decir este concepto, cuáles son sus ventajas y qué factores debemos tener en cuenta para buscar este tipo de vivienda?

Una vivienda de reposición es aquella que se adquiere, generalmente, con el objetivo de reemplazar la vivienda actual. En la mayoría de los casos, los protagonistas son familias o personas que venden su vivienda actual para poder comprar otro inmueble que cumpla, en mayor medida, con sus deseos o demandas actuales.

Mariola Soriano, Research Analyst en Instituto de Valoraciones, explica que esta compra se usa en el caso de querer comprar una nueva vivienda que se adecúe en mayor medida a las necesidades o demandas actuales de los compradores. Que como hemos visto, con la Covid, son muchas.

¿Qué ventajas supone tener una vivienda de reposición?

Desde Instituto de Valoraciones nos dan a conocer que en la compra de una vivienda de reposición hay una serie de ventajas como que, al tener la liquidez económica resultante de la venta de la vivienda anterior, se cuenta con un colchón financiero para hacer frente, al menos a la parte inicial y gastos de entrada de la vivienda, que no suelen cubrir las hipotecas.

Mientras que otra ventaja es que esta compra se suele hacer con el objetivo de mejorar las condiciones actuales de vivienda, ya que suelen ser inmuebles más adecuados a la demanda de los compradores, en ese momento.

Factores a tener en cuenta en la búsqueda de una vivienda de reposición

Analizar los precios de la zona de interés

Según Instituto de Valoraciones, una de las primeras cosas que debemos hacer es definir la zona de interés del comprador. Luego lo mejor es hacer un análisis de los precios por metro cuadrado que se barajan en la zona, teniendo en cuenta que, por ejemplo, el precio por metro cuadrado de un piso reformado no será el mismo que el de un piso para reformar.

vivienda de reposición

Recomiendan, por esto, realizar un estudio de los precios de la zona y definir un precio medio que se esté dispuesto a pagar. Cuando se analicen los precios de las viviendas, tendremos en cuenta factores como los gastos fijos de la vivienda de reposición, los gastos de comunidad, el IBI, etc.

Trámites online

Hay que saber qué trámites podemos hacer de forma online. Así existen diversidad de herramientas virtuales (lo hemos visto durante este año) para realizar muchas acciones que nos facilita, en gran medida, trámites para comprar una vivienda. Es el caso de contratar la tasación de la vivienda totalmente online o comparar las hipotecas del mercado.

Pensar a largo plazo

Entre los factores a tener en cuenta en la búsqueda de una vivienda de reposición, Instituto de Valoraciones aconseja analizar aquellos aspectos de la vivienda actual que no satisfacen a los propietarios y sus nuevas necesidades, con el fin de compensarlos entonces con la nueva vivienda.

Los compradores deben procurar adelantarse a las necesidades que puedan tener en un futuro. Por ejemplo, una pareja joven que piense en tener hijos en un futuro próximo deberá tener en cuenta este factor para buscar una habitación extra.

vivienda de reposición

“Sabemos que, con la situación actual ha cambiado la demanda de vivienda y, todo parece indicar que, a largo plazo, las preferencias seguirán tendiendo hacia la búsqueda de espacios exteriores como terrazas o jardines, luminosidad, viviendas más espaciosas o la alta eficiencia energética como hemos visto durante este año”.

Vivienda de reposición y Covid-19

El comprador de vivienda de reposición es uno de los más activos del mercado. Así nos lo afirma Mariola Soriano. “Tras el período de confinamiento estricto y en el momento actual, en el que pasamos mucho más tiempo en casa, muchas personas se han dado cuenta de que sus viviendas no cumplen con las necesidades de su nuevo estilo de vida, y por eso, buscan una nueva vivienda que esté más adaptada a la nueva demanda”.

Especifica que es muy frecuente que este tipo de comprador cuente con la base financiera para la compra de la nueva vivienda, fruto de la venta de su vivienda actual.