Las consecuencias de la pandemia del Covid-19 en el terreno inmobiliario están por ver, porque, tal como aseguran los profesionales, todavía estamos en medio de la crisis sanitaria y esto condiciona los precios y el número de transacciones en el sector. En estos términos, ¿qué es mejor comprar vivienda de obra nueva o usada, durante el tercer trimestre del año?

Cuestión de precio, ¿cómo estará y qué se augura?

El precio medio de la vivienda de segunda mano ha caído, en opinión de los expertos de la red Comprarcasa, en un 9% en los meses de mayo y junio. “Si bien estamos recibiendo ofertas por parte de los potenciales compradores que proponen descuentos de entre el 15 y el 20%, o más, en el caso de nuestras oficinas una vez cerrada la negociación la rebaja media no llega al  10% respecto a los precios publicados”.

Desde la empresa afirman que esta tendencia a la baja podría pronunciarse aún un poco más a partir del próximo mes de septiembre, si la salida de la crisis se retrasa y si entidades financieras no facilitan el acceso al crédito.

vivienda obra nueva

Por su parte, Andrés Horcajada, CEO de Tectum, no cree que el precio de la vivienda nueva vaya a bajar como lo hizo 2008, “porque según los indicadores, se siguen manteniendo los indicadores de venta. Es cierto que el mercado se ha focalizado en diferentes lugares y no es todo uniforme, no homogéneo, no es igual la costa que Madrid o Barcelona, pero la verdad es que lo que estamos viendo es que el precio no está cayendo”. Opina que va a haber una ralentización a final de año.

Mientras que para otros profesionales ahora empiezan a surgir buenas oportunidades. “No descarto que en 2021 las haya también, pero sí estamos viendo que están surgiendo buenas opciones de compra tanto en obra nueva como segunda mano. Realmente el miedo a una caída de precios está haciendo que ciertos propietarios prefieran negociar ahora a la baja y eso provoca una puntual caída del precio de una vivienda”, comenta Juan Merodio, CEO de Nuik Inmobiliaria.

Razones para optar por la vivienda de obra nueva

Para Carlos Smerdou, CEO de Foro Consultores Inmobiliarios, hay una realidad, si se busca vivienda nueva, ahora es el momento. “Hay un motivo importante, el stock de vivienda nueva se está reduciendo, las ventas van bien y a la vez se están produciendo retrasos en la salida al mercado de nuevos proyectos. Si se busca vivienda nueva, mejor ahora porque luego habrá menos donde elegir por escasez de producto”.

Los expertos también aconsejan decantarse por la vivienda nueva por la financiación. “Los promotores y los bancos ofrecen unas condiciones de financiación imbatibles. La obra nueva se está vendiendo más y mejor en plena pandemia”, responde Eduardo Molet, consultor inmobiliario de entidades financieras españolas y extranjeras y fundador de Red Expertos Inmobiliarios.

vivienda obra nueva

Andrés Horcajada también responde que realmente la adaptación en los últimos años del Código Técnico y las modificaciones que van a sufrir ahora a partir de septiembre el nuevo Código Técnico de la Edificación, hace que la vivienda nueva no sea comparable desde el punto de vista de calidad y eficiencia energética a lo que era una vivienda de hace 10 años.

También recomienda la obra nueva Vicenç Ramón Tur, director y socio de RTV Grupo Inmobiliario, ya que el diferencial de precio entre una y otra no es importante. “Lo único que puede justificar comprar segunda mano sería si la misma dispone de una mejor localización y/o estamos ante un caso de construcción reciente o rehabilitación integral, en cuyo caso sería equivalente a obra nueva”.

Para él los motivos por inclinarnos por la obra nueva y no por la segunda mano son que se trata de inmuebles nuevos, que no requieren inversión adicional alguna. “El precio de venta está fijado de manera mucho más rigurosa, y ajustada al precio real de mercado en base a un estudio de mercado efectuado por profesionales del sector. En el caso de la segunda mano, el precio se fija en base a unos criterios que muchas veces están condicionados por aspectos subjetivos del propietario en cuestión”.

Finalmente, afirma que en la segunda mano, aparte del estado real de la vivienda en cuestión, debe de analizarse la situación de todos los elementos comunes del edificio, “que en  caso de que estén en mal estado, su rehabilitación requiere de unas mayorías cualificadas de propietarios, que en  caso de no disponerse, puede conllevar un perjuicio para la potencial venta posterior del activo”.

Por qué comprar vivienda usada

Smerdou advierte que la obra nueva, en buena parte, está en construcción y no tiene disponibilidad inmediata. Eso indica que, si se busca casa para entrar a vivir, la segunda mano es la solución y ahí hay bastante oferta en estos momentos.

Para Toni Expósito, director general de Comprarcasa, la gran ventaja de adquirir una vivienda de segunda mano es, no solo que el precio por metro cuadrado que por norma general es más bajo, si no también que el comprador tiene mayor margen de maniobra a la hora de negociar el precio.

vivienda usada

Además, estas propiedades tienen muchas más ventajas. “En algunos casos, estamos hablando de una vivienda recientemente construida, que al haber sido ya estrenada, se beneficiará de ventajas fiscales”.

La localización es otro un punto importante a la hora de decantarse por estas propiedades: los que prefieren vivir en los centros urbanos e incluso históricos suelen elegir viviendas de segunda mano, ya que normalmente no se construye en estas zonas. Las viviendas de obra nueva se encuentran muchas veces en nuevas urbanizaciones y barrios, en donde hay menos servicios.

Andrés Horcajada también responde que, desgraciadamente, no hay vivienda de obra nueva en todas partes. “Si quieres vivir en determinados barrios de Madrid estás abocada a ir a la segunda mano. No digo que no haya promociones concretas, pero si quieres una panoplia grande para elegir, no hay mucho más, por lo tanto la decisión no viene tanto por lo que quieres sino por dónde quieres vivir”.