Desde mayo y hasta octubre, las temperaturas se elevan y entonces podemos pasar mucho más calor de lo normal. Hay una serie de trucos para combatir el calor en casa, si bien hay que tener en cuenta las diversas temperaturas y las olas de calor que normalmente hay en los meses más calurosos del año.

Una de las premisas más importantes es poder ventilar la casa a primeras horas de la mañana y luego por la noche, pero teniendo en cuenta que, en verano, y según donde estemos en nuestra temporada vacacional, pueden entrar insectos.

Bajar las persianas

Seguramente ya es algo que hagas. Puesto que lo recomendable es abrir durante primera hora de la mañana  para que el ambiente se ventile, y luego bajar las persianas de las ventanas, especialmente en las horas centrales del día, que es cuando da mayor calor.

Existen estores y otros gadgets que suelen aplicarse en las ventanas (sobre todo las que no tienen persianas) y evitan que entre el sol y el calor dentro de casa. Se puede subir y bajar cuando queremos y algunas incluso son automáticas, así y con sólo apretar un botón ya no tenemos el sol en el salón o la habitación.

Trucos para no pasar calor en casa

Toldos y otros

Desde el IDAE, explican que se puede conseguir hasta un 60% de ahorro de energía instalando toldos en las ventanas donde da el sol, evitando la entrada de aire frío y aislando adecuadamente los techos y muros.

Usar ventiladores

Aunque muchas personas dicen que no acaban de calentar el ambiente, la OCU los aconseja ante otros sistemas de aire frío. Entre sus ventajas: no reducen la temperatura del aire, pero lo hacen circular más rápido. Si la velocidad del aire es superior a 0,2 m/s, la evaporación del sudor se acelera, ayudando al cuerpo a refrescarse.

Además hay trucos para evitar el calor con los ventiladores. Desde Bankinter nos dan uno de ellos: poner hielo delante del ventilador, un sencillo truco que refresca el aire que circula en la habitación, genera humedad y expande el frescor del hielo. Basta con colocar delante, a unos veinte o treinta centímetros del ventilador, un cuenco con un poco de agua y cubitos de hielos e ir renovando el hielo cada cierto tiempo.

ventilador

El truco de la ventilación cruzada

Ya hace tiempo que se habla de la ventilación cruzada. Según la Comunidad de Madrid, para facilitar una ventilación cruzada es preferible abrir varias ventanas y/o puertas unos pocos centímetros que solo una totalmente. La ventilación es aún mejor si están opuestas en diagonal.

Para conseguir una buena calidad de aire de los establecimientos con ventilación natural, es recomendable comprobarla en cada caso concreto mediante detectores de CO2. Si se superan niveles establecidos, 1000 ppm, hacer uno o varios ajustes: aumentar la frecuencia tiempo o el grado de apertura.

Las plantas aportarán frescor a nuestro hogar

En Bankinter también apuntan a estas soluciones. Como es tener plantas con tupido follaje, que requieren de riego frecuente, purifican el aire y dan frescura. Con plantas a tu alrededor te sentirás y te notarás más fresco, especialmente después del riego. Puedes pulverizar también de vez en cuando agua en sus hojas.

Trucos para no pasar calor en casa

Aire acondicionado

Si estamos en lugar con un clima muy cálido y el calor es insoportable de primavera a final del verano, a veces, no hay más remedio que tener aire acondicionado en casa.

Ahora bien, deben aplicarse consejos básicos para no gastar más de lo necesario en casa. El IDAE aconseja que debemos fijar la temperatura de refrigeración en 26º y cuando se encienda lo mejor es no ajustar el termostato a una temperatura más baja de lo normal: no enfriará la casa más rápido y se provoca un consumo excesivo e innecesario.

Trucos para no pasar calor en casa

Algunos consejos

Prendas y otros para el calor

Para no pasar más calor del necesario, debemos tener en cuenta el tipo de tela que no deja pasar calor. Son las transpirables que podemos encontrar en tiendas especializadas. El algodón y el lino son tejidos favorables para esta época del año.

Además se aconseja ir con ropa más bien ligera y holgada con esos tejidos transpirables de los que hablamos, y elegir siempre un calzado cómodo, que deje «respirar» a los pies.

Hidratación durante todo el día

En primavera o verano hay que aumentar nuestra hidratación en todos los sentidos. Debemos beber sobre 2-3 litros de agua al día, comer alimentos bien fresquitos y ligeros, con gran aporte de agua para no generar más calor en nuestro cuerpo y , si no tenemos la suerte de contar con una piscina en casa, entonces realizar diversos baños y duchas para que el cuerpo resista a las altas temperaturas.

Trucos para no pasar calor en casa