La tarifa regulada para las comunidades de vecinos (TUR Vecinal) tiene los días contados. Se trata de una tarifa subvencionada por el Gobierno que desaparecerá el 1 de enero de 2024, y por esto, ya las empresas comercializadoras están avisando a sus vecinos sobre esta medida. ¿De qué se trata? ¿Qué consecuencias tendrá ahora su desaparición?

Según la OCU, las comunidades de vecinos con calefacción central pueden contratar la tarifa regulada de gas natural, TUR. De esta manera, los consumidores pudieran acogerse a la protección de la tarifa regulada ante los altos precios del gas en el mercado libre y que supone un ahorra de casi la mitad.

La Tur Vecinal tiene fecha de caducidad

Según han apuntado algunas agencias, y medios como El Periódico, los vecinos que tienen tal tarifa deben ahora cambiarse a una comercializadora en el mercado libre, antes del 31 de diciembre de este año, tal como indica el Ministerio para la Transición Ecológica, “en una orden ministerial en la que encomienda a las empresas a transmitir la información a los beneficiarios”.

Quienes no realicen este cambio tendrán entonces una tarifa transitoria. Hay que pensar que la Tur Vecinal es una medida temporal, por lo tanto, ya se sabía que desaparecería a final de año, aunque se esperaba una prórroga por parte del Gobierno.

Surgió porque solo se permitía contratar la TUR a los usuarios con consumos inferiores a 50.000 kWh al año, lo que dejaba fuera a los vecinos de viviendas con calefacción central, pues su suministro conjunto superaba ese umbral.

Según la OCU, a partir de las medidas incluidas en el RDL 18/2022, se diseñó una tarifa, disponible hasta diciembre de 2023, con el fin de proteger también a esos usuarios y evitar que se vieran perjudicados respecto a los que tienen calderas individuales.

¿Hasta cuándo estará tal tarifa vecinal?

La web de Selectra establece claramente que la fecha límite de funcionamiento de la TUR es el 31 de diciembre de 2023, a partir de entonces todos los consumidores acogidos a esta tarifa deberán cambiarse a una tarifa de mercado libre. De hecho, antes del 15 de octubre de 2023, las comercializadoras reguladas deben informar a los consumidores acogidos a la TUR 4 sobre  cambiarse al mercado libre.

Según la Agencia EFE, en base al Ministerio para la Transición Ecológica, hay 6.700 comunidades de vecinos que se han acogido a la TUR Vecinal del gas. Y el propio Ministerio establece que el ahorro aproximado es del 50% respecto a lo que se pagaría sin esta medida.

Adiós a la tarifa TUR Vecinal: qué supone, qué consecuencias tendrá y qué se puede hacer

Precios más altos

Según diversos medios, Selecta establece que el cambio hacia una comercializadora libre podría aumentar el precio de lo que se estaba pagando hasta el momento. En comunidades pequeñas, con un consumo anual de 150.000 kilovatios-hora adscritas a la TUR pasarían de pagar 6.600 euros a 13.500 euros. Y las más grandes, con consumo de 400.000 kilovatio-hora, se pasa de 19.100 euros a 36.300 euros.

Qué comunidades podían solicitar la TUR

La OCU informa que todas las comunidades de propietarios o incluso las empresas de asesoría energética que controlan los suministros de comunidades de vecinos, siempre que cumplan los siguientes requisitos:

  • Estar al corriente de pago de su actual comercializadora.
  • Tener ya instalados los repartidores de consumos individuales para poder asignar a cada vivienda el consumo real que realiza. Si no los tienen instalados, deben hacer una declaración en la que se comprometen a ponerlos antes del 31 de septiembre de 2023 (si no cumplen, deben devolver el 25% de lo ahorrado).
  • Haber pasado las revisiones e inspecciones obligatorias de la caldera.
  • Si la gestión la realiza un asesor energético, debe comprometerse a trasladar a la comunidad de vecinos el 100% del ahorro generado por este cambio de comercializadora.

¿Pasarse a la tarifa TUR individual de gas natural?

En general, no tendría mucho sentido, porque ambas tarifas, tanto la TUR Vecinal como la Individual finalizan el 31 de diciembre. De todas formas, y ante un gobierno en funciones, no se sabe si tales medidas o ayudas se van a mantener o desparecerán por completo.

Para que quede más claro, la OCU nombra que hablamos de la Tarifa de Último Recurso, ofrecida por unas comercializadoras designadas para ello, que son las comercializadoras del mercado regulado.

  • Las condiciones de esta tarifa están fijadas por el Ministerio.
  • Cada trimestre, se aplica una fórmula preestablecida que tiene en cuenta los mercados nacionales e internacionales del gas, con la que se fija el precio.
  • La TUR se revisa trimestralmente (enero, abril, julio y octubre).
  • Esta tarifa no tiene permanencia: se puede contratar y volver al mercado libre cuando se desee.
  • La TUR es el equivalente en el mercado del gas a la tarifa de precio regulado del mercado eléctrico, la conocida como PVPC.

Moratoria para instalar contadores individuales

Las comunidades de vecinos que se acogieron a esta ayuda y tarifa instalaron un sistema de contadores individualizados y además debían someterse a la inspección de eficiencia energética antes del 30 de septiembre de 2023.

Fortuluz nombra en su web que, como paso previo al fin de la TUR vecinal, el BOE de 28 de septiembre de 2023 ha publicado la Orden TED/1072/2023, se concede una moratoria de un año (hasta el 30 de septiembre de 2024) para que las fincas con calderas comunitarias cumplan con el requisito de instalar contadores individuales para evitar el recargo del 25% de penalización por beneficiarse de la ayuda.

Para ello deben comunicar mediante declaración responsable a la comercializadora, en un plazo máximo de 30 días, experimentar dificultades técnicas o administrativas que les impidan el cumplimiento del plazo previsto.