Todos podemos ahorrar más en casa creando algunas de las cosas que usamos a diario. Es el caso del jabón casero, algo que necesitamos para nuestra higiene y que, aunque no es muy caro, siempre suma en la cesta de la compra. Descubre cómo hacer jabón.

Maneras de hacer jabón

Con aceite reciclado

Una de las formas más fáciles es hacer jabón con aceite usado. Según la receta de Inventando Baldosas Amarillas recogida por Oxfam Intermon, es perfecto para lavar la vajilla y la ropa doméstica, y también como limpiador de suelos.

Debemos contar con aceite que nos haya sobrado, agua y sosa cáustica. Para empezar, debemos colar el aceite de oliva porque van a reutilizar el ya usado y hay que filtrar los posos que puedan quedar. Luego lo mezclamos con la sosa y el agua. Es mejor que te pongas mascarilla y guantes para realizar este paso.

Cómo hacer jabón casero: reutiliza el aceite usado, sé más ecológico y ahorra dinero

Luego se deja enfriar esta mezclar porque la temperatura sube, por esto es necesario dejar que se enfríe la sosa y su temperatura baje y se iguale a la del aceite. Posteriormente añadimos el aceite y mezcla.

Cuando compruebes que la sosa se ha enfriado, es momento de agregar el aceite y mezclarlo. Puedes emplear una batidora. Sólo queda verter en moldes para obtener la forma de un jabón. Lo dejamos enfriar y desmoldamos entonces entre las 24 y 48 horas posteriores. No hemos acabado, hay que dejar que cure durante 4-6 semanas.

Con aloe vera

Hay más formas de obtener tu jabón casero. En este caso, se puede realizar sin sosa cáustica y usando el aloe vera que tiene cantidad de propiedades para nuestra piel y para limpiar en general, y es buen sustituto natural a la sosa cáustica.

Necesitamos raíz de saponaria en polvo, glicerina vegetal, gel de aloe vera, aceite de oliva y agua. Calentamos la glicerina en una ola, (también puede hacerse en el microondas) allí añadimos el polvo y otras hierbas naturales si queremos, y lo dejamos reposar. Luego colamos la infusión y añadimos aceite de oliva, lo mezclamos todo bien con la glicerina y lo vertemos en un molde. Se seca y luego se puede dejar en la nevera para que se endurezca.

Con glicerina y lavanda

Para hacer jabones artesanales todavía puedes usar más plantas como en este caso añadir la lavanda. Necesitamos glicerina neutra, gotas de aceite esencial de lavanda y flores de lavanda o bien de otra planta con olor.

Derretimos la glicerina en un cazo, la retiramos del fuego, removemos este cazo y añadimos flores de lavanda y el aceite esencial. Luego lo dejamos en el molde y dejamos que ello se enfríe para que tenga una forma consistente, para ello lo mejor es dejarlo en la nevera. Lo podemos dejar dentro del frigorífico durante 24 horas y ya tendremos nuestro jabón casero.

Qué limpiar con el jabón casero

Según Hogarmania, este jabón bien natural al no tener ningún tipo de químico añadido, se puede utilizar para infinidad de usos como para limpiar la ropa, la vajilla, los electrodomésticos, etc. Incluso lo puedes utilizar para el aseo personal.

Cómo hacer jabón casero: reutiliza el aceite usado, sé más ecológico y ahorra dinero

Beneficios de crear nuestro jabón casero

  • Es ecológico, de manera que no hay químico y por esto cuidamos el medio ambiente
  • Además es apto para todo tipo de pieles, puesto que muchas no suelen tolerar bien los jabones que se venden actualmente
  • Ahorramos en la cesta de la compra porque tenemos un producto que hemos creado
  • Dura más, ya que solemos hacerlo a conciencia con mayor cantidad
  • Es multiusos, porque lo usamos para lavarnos las manos  y también nuestro cuerpo pero también para la ropa y la casa en general
  • Hemos pasado un tiempo entretenidos y, si tenemos niños en casa, les hemos dejado hacer algo que tendrá una utilidad