Tras unos meses de temperaturas al alza constantes, las temperaturas han bajado y debemos poner a punto nuestra casa para el frío.

Así como nos protegernos del sol y el calor, hay que hacer lo propio antes los meses más fríos que van a venir, con lluvia, viento y la producción de mayor cantidad de humedades.

Los consejos para resguardar nuestra vivienda del frío

Utilizar mecanismos de regulación o termostatos inteligentes

Según el I observatorio sobre Vivienda y Sostenibilidad de UCI, un 49% de los españoles ya cuenta con tecnologías IoT en su vivienda. Usar mecanismos para regular la temperatura o monitorizar el consumo energético de la vivienda permite reducir el gasto energético de las viviendas. Y es algo necesarios en todas las estaciones del año, tanto en verano con el gasto del aire acondicionado como en invierno y la calefacción.

Ajustar la temperatura de la calefacción

Aunque existen sistemas de calefacción que funcionan de forma sostenible como, por ejemplo, el suelo radiante o la aerotermia, desde Aedas Homes aconsejan medidas que responden a cómo combatir el frío en casa independientemente del tipo de calefacción con que se cuente. Y una de ellas es ajustar la temperatura del termostato en función del momento del día.

Cómo poner a punto nuestra casa para el frío

Según las indicaciones del IDAE, la temperatura óptima de día oscila entre 19-21 ºC, mientras que por la noche se recomienda entonces bajarla hasta los 15-17 ºC o incluso apagar la calefacción si la casa ya dispone de un buen aislamiento.

Aislamiento de ventanas y puertas

Es otra de las acciones que se necesitan para actuar contra el frío. Una gran parte del parque de viviendas en España no tiene un correcto aislamiento de ventajas y puertas.

Hasta un 40% del calor que se pierde en invierno, tiene que ver con las ventanas. Por ello muchas veces debemos invertir para que esto sea posible y tengamos menos frío en nuestra vivienda. Desde Rehau aconsejan mejorar los materiales. Por ejemplo elegir un sistema de climatización de calidad, eficiente y sostenible como las superficies radiantes, y garantizar su efectividad con las mejores ventanas de PVC.

Sella huecos y grietas

Son acciones que pasamos por alto pero es importante tenerlas en cuenta para que no se forme humedad en las paredes y todo ello haga barrera contra el frío que tenemos fuera.

En este caso, Alma Arquitectura avanza que las grietas y huecos de las paredes son los responsables de la pérdida de entre un 15% y un 25% del calor. Por eso, sellar las grietas y huecos de la casa por las que puede entrar el aire frío hará que ahorres mucho dinero.

Gestos y objetos de decoración

Ya sabes que están las persianas y las cortinas. Algunas han quedado en desuso y por esto se llevan otras formas y materiales que complementan bien con la decoración de casa, y de paso, nos aíslan del frío que puede venir a partir de ahora.

También tenemos las alfombras que , aunque las guardemos en verano, debemos volver a situar en suelos de comedores, habitaciones y baños para estar bien protegidos en nuestra casa.

Luego están los cojines y las mantas de colores que darán diversión a todo tipo de espacios para ofrecer una visión más invernal de determinadas zonas de la casa.

Luz natural en la ventana

Por la mañana y a las horas centrales del día, deja que la luz natural entre por las ventanas. Esto ayudará a calentar la casa de una forma sostenible y ahorrando energía.

Apuesta por la madera

Aunque hay muchos más materiales sostenibles, la madera es uno de los más tradicionales. Ofrece mayor calidad y calidez para resguardarnos en todas las épocas del año.

Cómo poner a punto nuestra casa para el frío

Qué hacer con las cañerías

Existen otros trucos para preparar tu casa contra el frío. Suele haber cañerías en el exterior que entonces pueden llegar a congelarse si las temperaturas son muy frías. Esto podría ser contraproducente y al final acabar estallando.

Los expertos aconsejan mantenerlas, pudiendo conservarlas y enrollarlas con materiales aislantes. Esto puede suceder tanto si tenemos muchas tuberías expuestas a la intemperie como si, por ejemplo, vamos a ir poco a la segunda residencia en los meses de invierno y la calefacción entonces no se enciende.

Consejos

  • Ventila igualmente tu casa por las mañanas aunque haga frío
  • Asegúrate de aislar ventajas y puertas porque por allí se escapa buena parte del calor interior y se cuela el frío exterior
  • Usa materiales aislantes
  • Apuesta por la madera y la luz natural
  • Usa de forma adecuada la temperatura de la calefacción
  • Apuesta por la domótica o los termostatos inteligentes para gastar menos energía