Este 1 de febrero se decretó la emergencia por la sequía en Cataluña por la escasez de agua. Esto ha llevado al Gobierno de la Generalitat a establecer un Plan de Sequía en diversas fases, y en el escenario de emergencia establece una limitación de 200 litros por habitante y día de media por municipio. Esta cifra incluye el consumo doméstico, las actividades económicas, centros sanitarios y usos municipales y las pérdidas en las redes de distribución, entre otros. ¿Cómo nos influye y qué hacer para ahorrar agua en casa?

Cómo podemos ahorrar agua en casa

Cerrar los grifos cuando no los estés usando

En el blog de Bankinter analizan este tema y aconsejan que, durante la ducha, cuando nos lavemos los dientes u otros, es importante cerrar el grifo cuando te enjabones para reducir el gasto de agua. Pero no solo en esta situación malgastamos agua, también solemos dejar correr el agua  mientras nos afeitamos, lavamos los dientes o fregamos los platos.  Un grifo abierto puede verter 15 litros al minuto, por eso es importante cerrarlo cuando lo estemos usando.

Llenar agua mientras esperamos a que se caliente

Otra medida es que, mientras esperamos que el agua se va calentando, podemos entonces almacenarla en un cubo y aprovecharla para diversas cosas, como es el caso de fregar el suelo o para enjuagarnos los dientes y para fregar los platos como hemos visto antes. Es un ahorro realmente fácil y aconsejado por expertos para que entre todos no desperdiciemos agua, ese bien tan escaso.

Ahorrar en el inodoro: ahorrar agua

Con el fin de gastar agua en el inodoro es útil elegir una cisterna con botón de doble descarga o instalar mecanismos que se adapten a tu cisterna actual, el botón de “aguas menores” gasta menos de la mitad que el de la cisterna completa, según OCU.

La propia Agbar declara que un insecto o una cáscara de pipa, un trozo papel… no es motivo suficiente para gastar el agua que contiene un depósito de 10/12 litros, utiliza el depósito de la basura orgánica. ¡Y evita usar el inodoro como papelera!

Cuidado con las fugas de agua

Hay diversos episodios importantes que requieren de una reparación inmediata porque se pierde agua sin saberlo. Verás que el precio de tu consume sube y esto puede tener una explicación: fugas de agua.

Para remediarlo hay que arreglarlas ya que un grifo que está goteando durante el día puede suponer un gasto de 11.000 litros de agua durante un año.

Reductores de agua y otros

Hace tiempo que determinados ciudadanos tienen en su vivienda algunos aparatos para poder regular el agua y no gastar tanto. En Ayuda en Acción aclaran que son los reductores de caudal o aireadores en los grifos.

Los reductores son dispositivos que se pueden incorporar a los grifos o la ducha e impiden que el caudal supere el límite fijado. Lo aconsejable para grifos son ocho litros por minuto y para ducha 10 litros/minuto. Los aireadores son dispositivos que permiten introducir aire en el chorro de agua, consiguiendo un ahorro del 40 o el 50%.  No sólo verás un ahorro en tu factura del agua si no que contribuyes a un menor gasto de ello.

Cómo usar el lavavajillas: ahorrar agua

Es uno de los electrodomésticos que más agua consumen. Según OCU, una media para ahorrar es esperar a tener varias piezas de vajilla sucias para lavarlas juntas. Ten en cuenta que si lavas a mano y con el grifo abierto, gastas más agua que poniendo el lavavajillas con la carga completa. Si tienes que renovar el tuyo, consulta nuestro comparador de lavavajillas para elegir uno eficiente.

Comprar lavadora nueva

Si vas a comprar una lavadora, lo mismo. Agbar recomienda que la busquemos dentro de las especificaciones de producto ecológico, ya que aparte de agua te permitirá ahorrar electricidad. ¿Sabías que una parte de la energía que utilizas se produce con agua? Ahorrarás dos veces. Y no la uses a media carga, cada vez que la utilizas gasta una media de 95 litros y un lavado a plena carga gasta menos que dos a media carga.

Emergencia de sequía: cómo ahorrar agua en casa

Botella de agua fría

Otra recomendación es guardar una botella de agua fría en la nevera evita el tener que dejar correr un poco de agua, cada vez que queremos agua fresca del grifo.