Cada día se tiran miles objetos y elementos, siendo un enorme desperdicio que daña el planeta. Una Navidad ecológica es posible pudiendo decorar la casa en estos días de forma más sostenible y de paso ayudar a proteger el medio ambiente. Hay diversos trucos para hacerlo y así convertirás tu hogar en un lugar con mayor personalidad.

Cómo decorar tu casa en Navidad siendo más sostenible

Aprovecha los adornos de otros años

Aunque creas que con ello no estás siendo ecológico, resulta que sí. Porque se trata de aprovechar aquello que puedes volver a usar para decorar la casa. De esta forma no tiras, reciclas y les das más vidas a los adornos de otros años. En realidad, no hace falta comprar cada año decoración, puesto que al final se usa sólo unos días cada año.

Elementos muy naturales para una Navidad sostenible

Tanto el árbol como el resto de la casa pueden decorarse con musgo, piñas, tronquitos, palos, ramas, hojas y todo aquello que podamos encontrar en el bosque. Así todo será más natural y estamos usando materiales 100% sostenibles.

Navidad sostenible: hazlo tú mismo

Otra idea es poder hacer cantidad de adornos y elementos para decorar tu casa en Navidad uno mismo. Desde tarjetas a bolas con lana, figuritas de barro del pesebre, pasando por árboles sostenibles creados sólo a base de maderas. Debemos tener un poco de imaginación y hacer que tanto pequeños como mayores se impliquen en tales manualidades.

Navidad sostenible

Envoltorios sostenibles

Los japoneses tienen una técnica de envoltura milenaria que es totalmente ecológica. En Leroy Merlin nombran el furoshiki, todo un arte en el que usan telas en forma de cuadrado para transportar todo tipo de objetos.

Para ello basta con hacernos con los retales más bonitos que encontremos. Y no hace falta comprar, porque seguro que tenemos retales en los armarios que podemos aprovechar.

También puedes reciclar el papel de regalo de otros años si has tenido cuidado y lo has guardado correctamente. Y darle ese toque personal con tronquitos, corazones de fieltro y cañas de bambú.

Cómo iluminar gastando menos y con mayor eficiencia energética

Primero, debemos aprovechar la luz natural que entra por las ventanas y terrazas. Y en cuanto a las típicas luces de Navidad, es mejor no pasarnos porque también en este fiesta menos es más.

Debemos usar luces led porque consumen un 80% menos que las incandescentes. Además existen también luces solares que podemos recargar al sol durante el día y poder luego disfrutar de ellas durante la noche.

Árbol de Navidad: ¿artificial o natural?

Muchas personas se hacen esta pregunta porque no está tan claro qué tipo de árbol es más sostenible. Muchas personas lo reutilizan cada año, aunque sea artificial, y con ello contribuyen a gastar menos y a dar una segunda vida a este objeto. Pero es verdad que muchos de ellos se elaboran con sustancias que pueden llegar a ser contaminantes.

Respecto a los árboles naturales, si bien cada vez se usan menos, pueden luego volver a plantarse en el bosque. De hecho, en la mayoría de ciudades existen zonas para dejar el árbol natural que luego el propio ayuntamiento se encarga de recoger de forma consciente.

Alquilar la decoración de Navidad

Puede parecernos algo extraño porque no se estila en el país pero cada vez más se alquilan desde trasteros a vestidos. Por lo que es posible ser sostenible si alquilamos la decoración navideña.

Como ventaja es que son adornos que quedarán estupendamente, no tendrás que preocuparte por tener que ir a comprarlos o crearlos, los tienes sólo durante los días que se necesitan, y no tienes que almacenarlos en casa. Además, por ejemplo, si optamos por un árbol de Navidad, ya suele venir totalmente decorado y te lo traen a casa y luego se lo llevan.

navidad sostenible

 

Compras justas y conscientes

En fiestas solemos hacer un gasto algo elevando, tanto en decoración como en compras de regalos y comida. Si tu casa se ha decorado de forma ecológica, debemos seguir la senda de ser más sostenibles de forma general.

Es decir, comprar en comercios justos y ser conscientes de que no hace falta tener tanto. Si tenemos niños en casa les estamos inculcando una forma de vivir donde el consumismo no debe ser el eje central de su vida.

Así puedes decorar tu casa en Navidad de forma más sostenible

Para comer, por ejemplo, podemos comprar siempre sano y natural, y si sobra, lo congelamos para comer o aprovechar en días posteriores a los festivos.

Para evitar compras descontroladas, hay que hacer una lista con aquello que tenemos pensado comprar, dónde iremos, comparar precios, establecer un presupuesto y no salirnos de él.