Los colores para paredes cambian cada temporada según las modas, sin embargo, más allá de las modas, también es importante tener en cuenta lo que nos gusta y lo que queda mejor en cada estancia de nuestra casa. Quizás haya un color que nos encante, pero en una habitación con poco espacio no sea la mejor opción.

A continuación, te proponemos algunos consejos para elegir los colores para las paredes de tu casa y que tu elección se adapte mejor a las necesidades de cada estancia:

Ten en cuenta la luz

Tanto si se trata de luz natural como artificial, puede influir mucho en el color. Un color con luz se ve totalmente distinto que sin luz. Por eso, antes de elegir el color, fíjate en cuánta luz recibe la pared que quieres pintar y haz una prueba en distintos momentos del día, para ver cómo queda el color que has elegido.

Piensa en lo que quieres transmitir con el color

No es lo mismo pintar una habitación, que un salón, una cocina o un baño. Quizás en una habitación necesitemos transmitir tranquilidad, ya que es un lugar de descanso, por lo que será mejor elegir colores neutros o colores pastel.

En un salón, por ejemplo, podemos optar por opciones más arriesgadas como pintar una pared de un color más fuerte y dejar las demás en otro tono que combine. Es una forma de llamar la atención sobre un punto de la habitación y dar un toque diferente.

La importancia del estilo en los colores para paredes

Un elemento que va a marcar la diferencia a la hora de elegir un color para las paredes es el estilo de la decoración que tengas en tu casa, sobre todo si se trata de estilos muy marcados. Si has elegido un estilo clásico para los muebles las paredes deberán ser acordes con ese estilo. O si, por ejemplo, tu casa tiene techos altos y adornados con molduras, es mejor dar importancia a esos detalles con colores neutros que añadir colores demasiados estridentes.

Considera las transiciones de una habitación a otra

Si tenemos un pasillo pintado en verde que da acceso a una habitación pintada en naranja, quizás exista demasiado contraste. Imagina cómo van a quedar todas esas transiciones de una habitación a otra para que exista armonía y no haya demasiada diferencia.

El color de moda en 2016

Los muebles blancos están de moda por lo que combinan muy bien con el color de moda para las paredes en este año que es el turquesa. Es un color que también funciona muy bien si lo combinas con madera o muebles de estilo vintage.

Si quieres dar un toque distinto a un baño o a un despacho, elige un color fuerte, un verde, un violeta o un fucsia y atrévete a cambiar.