Los colores pastel vuelven a estar de moda para la decoración del hogar, más allá de los dormitorios y espacios infantiles. En pleno dominio de las viviendas claras y luminosas, la serenidad de los tonos suaves convierte cada rincón en una zona mucho más acogedora y moderna. Desde la cocina hasta el baño, aquí tienes algunas ideas para introducir los colores pastel en casa.

Ideas para introducir los colores pastel

Una cocina dulce y vintage



La cocina es el rincón de la casa donde los colores pastel pueden encajar mejor. Son perfectos para transmitir la dulzura que caracteriza este rincón del hogar, te guste la repostería o no. Además, la recuperación de lo vintage vuelve a ser tendencia y combina a la perfección con los tonos claros.

Blanco con colores pastel, la mezcla ideal



Mezclar piezas de colores pastel con paredes blancas en el comedor resulta un éxito asegurado. Esta fórmula asegurará que tus muebles destaquen y el aspecto del salón nunca te llegue a cansar. Si optas por los colores rosados, como en la imagen, puedes comprar plantas que combinen con los tonos elegidos.

Viaja en el tiempo desde tu estudio



Si tienes la oficina en casa, el estudio resulta uno de los espacios más importantes del hogar. Y debes poder trabajar cómodamente. Los colores pastel conseguirán darte la serenidad que necesitas cuando estás concentrado y crearán un aire desenfadado que te transportará a tu infancia.

Tonos pastel en el dormitorio de adultos



Los tonos pastel no son exclusivos para dormitorios infantiles, he aquí la prueba. También pueden funcionar muy bien en las habitaciones para adultos, consiguiendo el aspecto relajante que invita al sueño.

Un baño moderno y acogedor



Si quieres que tu baño tenga una estética encantadora, los colores pastel pueden ayudarte a ello. Combinando, por ejemplo, los tonos azules con la madera y el blanco, conseguirás un rincón elegante y especial.