La Navidad está a la vuelta de la esquina y muchos de nosotros ya estamos deseando que llegue el día para quitar las guirnaldas y todo el arsenal de objetos para decorar la casa. Adornar el abeto, poner las bolas de luces, montar el belén, colocar las coronas de flores… Sin duda durante estas fechas las casas sufren una transformación total. Pero los más expertos, los que más se cuidan de todos estos detalles saben que año tras año la decoración puede cambiar según las tendencias que se den. Analicemos cuáles son las tendencias para la decoración navideña del 2018.

Tendencias para la decoración navideña del 2018

Primeramente, hay que apuntar que la tendencia de este año no cambia mucho respecto a los años venideros y que la máxima es apostar por el minimalismo y la sobriedad por encima de todo. El estilo escandinavo es el que más se impone en estas fechas, un estilo sereno inspirado en el paisaje del norte, que refleja la belleza natural de la luz del invierno.

Decorar las paredes

Las paredes de tu hogar serán lo primero que deberás decorar, aportándoles un toque de color y vida que normalmente no tienen. Para eso apostamos por colgantes con formas y elementos relacionados como estrellas, copos de nieve, bolas con hojas de árboles. O por estas estrellas de cinco puntas formadas por cinco ramas decoradas con pequeñas bombillas que dan un punto de luz.

Decorar las ventanas

Podemos colocar adornos tanto en el interior como en el exterior. Podemos poner decoración floral y colgar tiestos con ponsetias u otras flores de navidad; o podemos dejar colgando algunos colgantes con formas esféricas, con estrellas, con luces de colores para la noche; o podemos decorar desde el interior de nuestra casa con siluetas de papel de un bosque de abetos. Y sí, también podemos optar por colgar un Papa Noel del balcón, aunque esto no sea muy minimalista.

Decorar las puertas

Las puertas de la casa en navidad se llenan de coronas, estas esferas creadas con ramas y hojas. Estas coronas pueden ser de distintos grosores y aportar un toque de color. O pueden ser coronas mucho más originales, coronas de ropa, con colores más llamativos, coronas de formas diferentes, coronas hechas con pinzas…

Decorar la mesa

La mesa del comedor, el recibidor o la de la sala de estar también son lugares susceptibles a incluir algún elemento que traiga la Navidad a casa. Velas pintadas o forradas con papel en diferentes tonos de marrón, y dispuestas en arreglos con piñas y ramitas verdes (o la entrañable figurita de la galleta de jengibre); un centro de flores con bolas de navidad de colores, o directamente el belén, formado por el musgo y las figuritas de Jesús, María y José, los tres reyes magos y el arcángel. ¡Ah, y en Catalunya, el caganer!

Y si eres un fan de la decoración escandinava, añade algún gnomo colgando o en alguna mesa. Son muy graciosos y dan un toque diferente.