Conseguir que los amantes de la música puedan disfrutar de ella en su casa es muy importante para que desarrollen su pasión. La música es, para muchos, necesaria en su día a día. Algunos adoran escucharla, otros componerla y otros interpretarla, y las casas tienen que adaptarse a cada necesidad.

Claves de un hogar perfecto para amantes de la música

Zona cómoda para escuchar música

Para escuchar música de manera correcta se necesita un espacio cómodo donde poder estar minutos, incluso horas, relajado y poniendo atención en lo que se está escuchando. Que no haya distracciones, y que nuestro cuerpo repose en una postura agradable. Por eso es esencial tener un buen sofá o sillón en el que estemos a gusto.

Buena acústica / menos ruidos

La buena acústica del inmueble es algo que no depende de ti en su totalidad, pero sí es cierto que puedes escoger aquellas habitaciones en las que sea mejor, y sobre todo en las que haya menos ruidos. Además, puedes poner doble cristal para insonorizar al máximo el piso.

Buenos altavoces

Los amantes de la música deben tener siempre unos buenos altavoces que se colocarán en la habitación escogida por ser la que tiene mejor acústica de la casa. Se tiene que tener en cuenta que el volumen y las horas a las que se puede hacer ruido están regladas por ley. Si no tienes una sala insonorizada deberás tener cuidado.

Espacio para los instrumentos

Los instrumentos tienen que estar presentes en tu vivienda. Es mucho más sencillo cuando son pequeños, como una flauta o incluso una guitarra, pero por ejemplo un piano también puede servirte como decoración.

Estanterías para guardar cd’s, vinilos, partituras…

Los amantes de la música suelen ser también coleccionistas de ella, por eso deben tener estanterías suficientes. Depende mucho del material que se quiera almacenar, pero puede utilizarse también como decoración por la casa.

Sala de grabación

Si tienes mucho espacio y te dedicas plenamente a la música podrás tener una sala de grabación en tu hogar. Será genial poder trabajar desde casa y cuando quieras. Así, cuando venga la inspiración podrás hacer creaciones geniales.