¿Piensas que a tu casa le falta algo y no sabes qué? Te gusta cómo la tienes decorada pero crees que aún necesita esa chispa que deje a todas las visitas boquiabiertas. La mejor estrategia para conseguirlo es sorprender a los demás. ¿Cómo? Convirtiendo en piezas únicas aquello que ellos solo consideran basura. Aquí tienes cinco ideas fáciles DIY para crear muebles con elementos reciclados.

Los muebles reciclados más molones

Aprovecha la máquina de coser de la abuela



Las antigüedades suelen ser una fuente de inspiración ideal a la hora de crear muebles con materiales reciclados. Por ejemplo, recuperar la máquina de coser de la abuela y reconvertirla en un lavabo para el cuarto de baño. O, simplemente, colocarla como mesa en cualquier rincón. Quedará divina.

Una mesa de sofá hecha con cajas de madera



Las cajas no son solo cajas, sino que esconden un potencial increíble. Estas imágenes son la prueba de que puedes hacer infinidad de muebles a partir de un elemento tan sencillo. Creaciones tan sorprendentes como esta maravillosa mesa para el sofá. Algo tan fácil como colocar cuatro cajas en forma de cuadrado y rellenar el espacio del centro con una planta.

De escalera a colgador para los abrigos



Esa escalera antigua que está cogiendo polvo en el trastero podría tener una función mucho mejor. Si la cuelgas en la pared, al igual que puedes ver en las fotos, podrás tener un colgador para los abrigos del todo original. Lo único que necesitas hacer es restaurar la madera, si está en mal estado, y pintarla de un color que encaje con tu decoración.

Un columpio de jardín hecho con palés



En ningún listado de muebles con elementos reciclados pueden faltar las creaciones con palés. Desde mesas hasta sofás, pasando por genialidades como este balancín de jardín. Fácil de hacer y una apuesta segura por la diversión de grandes y pequeños.

Creatividad en estado puro



Si te convence la idea de tener muebles con materiales reciclados, aquí va el triple salto mortal. Colgar cuadros en las paredes está bien, poner estanterías es divino y enganchar alguna luz puede quedar bien. Pero solo sorprenderás haciendo cosas imprevisibles, como recuperar una bici antigua, cortarla y colgarla en la pared para crear un espacio desenfadado.