¿Quieres dar más calidez y elegancia a tu hogar? Hay un tejido que te ayudará a conseguirlo fácilmente: el terciopelo. Una textura que parecía pasada de moda pero que ha vuelto a ser tendencia en la actualidad y, desde el año pasado, cada vez cuenta con más adeptos. Si tú también has sucumbido a los encantos y la suavidad de este material, te encantarán estas ideas para introducir el terciopelo en casa.

Deja entrar el terciopelo en casa

Sofá de terciopelo



Si crees que solo los salones anticuados tienen sofás de terciopelo, este hermoso salón te convencerá de lo contrario. Introducir este tejido al comedor puede ser un gran acierto si se hace con cautela. Se trata de una textura que abraza cuando te tumbas en el sofá después de un largo día. Y da elegancia a tu salón. Eso sí, debes asegurarte de usarlo en espacio poco cargados.

Un dormitorio suave e íntimo



¿Cuál es la clave de un dormitorio perfecto? La comodidad y la privacidad podrían ser dos de los requisitos fundamentales de este espacio que te permite descansar cada noche. Pues estas dos características son fáciles de conseguir si introduces el terciopelo en casa. Por ejemplo, combinando cojines y mantas como en esta habitación de estilo Scandi.

No podrás dejar estas mantas



Probablemente, las mantas de terciopelo han sido los grandes flechazos para recuperar este material. Cuando llega el invierno y el frío invade tu casa, te tumbas en el sofá y te cubres con esas mantitas tan suaves que te encantan. Y es que resulta imposible no caer rendido a ellas, pues consiguen ese efecto de calidez y elegancia que necesitas.

Pinceladas de terciopelo



Si la idea de usar el terciopelo en casa te atrae pero no te acaba de convencer, puedes empezar por pequeños detalles. Introducirlo con tan solo cojines o pufs. Algo que puedas cambiar de sitio si no te acaba de gustar en la zona elegida, pero que te dé el bienestar que necesitas.

Terciopelo al completo



Si mientras lees este artículo piensas “¿qué me vas a contar a mi, si estoy rendida al terciopelo?”, te encantará este salón. Un ejemplo de que puedes combinarlo en varios espacios del salón sin cargarlo excesivamente ni dar una imagen anticuada.