Durante la época estival, muchas personas aprovechan para hacer algunas obras o trabajos de bricolaje en casa. Si tienes un armario sin puertas, hay maneras de taparlo para que quede fantástico sin necesidad de hacer obras, algo que suele ser más engorroso.

Aunque a priori este tipo armarios suelen ser más dinámicos, a la larga crea algo de desorden porque se ve toda la ropa, hay menos intimidad, y encima las prendas se ensucian con mayor facilidad.

Cómo tapar un armario sin puertas

Vestidor con cortinas

Es una idea práctica y queda realmente bien, tanto en espacios grandes o bien más pequeños. Es el caso del vestidor con cortinas. Algo factible y fácil de llevar a cabo sin necesidad de hacer obras. Así no necesitamos puertas ni otra cosa, con las cortinas, basta abrir de forma bien fácil, es decir, correr las cortinas o dejarlas a un lado para poder tener acceso a nuestras prendas.

Este tipo de armario con cortinas es ideal para aquellas habitaciones o bien vestidores más pequeños, donde no es factible meter puertas por el poco espacio que solemos tener.  Para tener este tipo de armario, basta con poner una barra donde atravesar las cortinas.

Ideas para tapar un armario sin puertas (sin necesidad de obras)

Armario sin puertas con estores

Desde idealista nos dan esta nueva idea para tapar una puerta de armario sin obras. Es el caso de los estores como puertas de armario. A diferencia de las cortinas de toda la vida, el movimiento de apertura y de cierre es de arriba abajo, y no hacia los lados. Para acertar con el modelo debes escoger correctamente la tela y el material que te interese.

Procura medir bien el espacio para que encajen correctamente y seguro que así le dotarás al espacio de un aire más elegante. Si te decantas por tonalidades neutras que se mimeticen con el color de las paredes seguro que te encanta.

Decora con cajas

Aunque la ropa esté colgada en perchas y no haya manera de poder cerrar el armaario, sí puedes decorar y meter el resto de ropa: camisetas, pantalones, shorts, zapatos…, en diferentes cajas. así no están expuestos a la vista de todos y puedes clasificar cada caja según el tipo de ropa que tengas para que sea más fácil acceder a ella.

Ideas para tapar un armario sin puertas (sin necesidad de obras)

Puertas correderas

Acaba siendo una solución bastante factible como alternativa a determinadas puertas de la cocina, de habitaciones o de pequeños salones donde no hay espacio. Las puertas correderas no se abren ni hacia fuera ni hacia dentro, se corren hacia diversas posiciones. Se dice que estas puertas permiten ahorrar una media de 1,5 m² respecto a las abatibles. Hay puertas correderas con movimiento horizontal, de suave deslizamiento,  elevadora, etc. así que debes escoger la mejor para tu armario.

Además las hay de diversos materiales, desde cristal, a cristal opaco, pasando por la madera. Y hasta puedes combinar puertas de diversos estilos. Este tipo de solución ofrece siempre mayor atractivo y diseño a cada espacio.

Ideas para tapar un armario sin puertas (sin necesidad de obras)

Colcha para cubrir el mueble

Según idealista, podemos tener algún tipo de colcha que te guste mucho y que pueda combinar a la perfección con el edredón de la cama. De ser así, no sería tan mala idea emplearla para cerrar el armario sin puerta. Por la estética no debes preocuparte porque conseguirás crear un ambiente cálido y muy acogedor. Tan solo necesitarás realizarle el dobladillo para atravesar la barra y ya podrás tener cubierto el mobiliario.

¿Cuáles son los inconvenientes de los armarios sin puertas?

Hogarmanía expone algunas de las desventajas de este tipo de sistema de almacenamiento, además de la poca intimidad que representa. Y es que el armario sin puertas no permite aislar la ropa de polvo, olores, etc., como ocurre en los armarios con puertas. Es esencial cuidar la limpieza del dormitorio y mantener la puerta cerrada siempre que se pueda. Una solución sencilla y funcional es colocar cortinas que puedan proteger las prendas y complementos.

Ideas para tapar un armario sin puertas (sin necesidad de obras)

Es por ello que hay soluciones bien prácticas que podrás tener en tu armario e instalar en un momento. Si decides poner puertas, entonces la cosa se complica y quizás sí necesites de un profesional para convertir tu armario abierto en cerrado.