Lleva el campo a tu casa con las últimas tendencias de decoración para tu cocina. Muebles encantadores de madera, objetos antiguos con un interés especial y cerámica decorada al estilo vintage son las principales claves de una cocina rústica, aquella que no paras de ver en las películas, anuncios o en casa de los amigos. Y que ¡te encantan!

Una cocina rústica: vintage y de madera

Si estás pensando en reformar tu cocina o en darle un aspecto distinto, estos consejos te irán a la perfección. Puedes tener una cocina rústica fácilmente, tan solo siguiendo algunos patrones y dando rienda suelta al buen gusto.

Madera y mimbre

La madera y el mimbre son algunos de los materiales claves que no pueden faltar en una cocina rústica. Los armarios de madera con efecto envejecido (si tienen pomos de hierro forjado, ¡mejor que mejor!), las sillas sin barnizar, el mármol color crema o las cestas de mimbre donde poner plantas o fruta serán elecciones perfectas para acertar seguro.

Dale un aire retro

Si al entrar en tu cocina rústica te sientes en otra época y te encanta será indicativo de que has triunfado con la decoración. Puedes comprar electrodomésticos o complementos que imiten el aspecto de los años cincuenta, como neveras, relojes o cajas de lata.

Vigas y azulejos

El techo y el suelo debe estar acorde con la decoración rústica que le des a tu cocina. La mejor opción es optar por las vigas de madera y las baldosas con cenefas, perfectas para conseguir el aspecto deseado. Si prefieres un suelo liso, puedes optar por los azulejos en las paredes.

Utiliza el color

Los colores vivos también son una buena elección en las cocinas rústicas. Dos posibilidades que encajarían a la perfección son el rojo intenso o el verde pastel.

Rescata antigüedades

Más allá de buscar objetos que imiten los años 50 o 60, puedes buscar en tiendas o ferias antigüedades con un interés especial, como por ejemplo lámparas de aceite, neveras de hielo o carteles publicitarios antiguos.