El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha cifrado en 16.000 millones el coste del ‘Plan de Respuesta’ al impacto de la guerra en Ucrania que se ha aprobado este martes 29 de marzo en el Consejo de Ministros. Hay novedades respecto a la vivienda en alquiler debido a la subida de la inflación, ¿cuáles son y a quiénes afectan estos cambios?

Según Europa Press, las medidas de este nuevo plan se extenderán hasta el 30 de junio, y tendrá un impacto de unos 6.000 millones en ayudas directas y rebajas de impuestos y de otros 10.000 millones en créditos ICO para amortiguar el impacto de la crisis.

Limitaciones en materia de alquiler

Una de las novedades del plan de rescate es la limitación de las revisiones de las subidas de los precios de los contratos de alquiler de vivienda al 2% en los próximos tres meses. Es decir, se establece así la desvinculación del IPC de los precios del alquiler, cuya revalorización quedará subordinada al Índice de Garantía de Competitividad (IGC), que fija el máximo en el 2%.

Ahora bien, este límite, aunque se aprobó primeramente para todo tipo de propietarios, ahora ya no, pues distingue entre pequeños propietarios y grandes tendedores.

El Gobierno impone un límite del 2% de subida del alquiler sólo a grandes tenedores

Según Europa Press, el Real Decreto-ley marca que los  grandes tenedores tengan que aplicar el 2%, mientras que los pequeños propietarios de vivienda físicos podrán renegociar su renta, y y si no se consigue alcanzar un acuerdo con el inquilino, tendrán que fijar el aumento máximo en ese 2%.

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha informado que se trata de, la primera vez en tiempos de democracia, que se toma una medida como esta en España.

Una subida considerable del IPC

La decisión de limitar las subidas de los alquileres «atiende a la necesidad de que la evolución experimentada por el IPC, en el contexto de las consecuencias económicas y sociales de la guerra de Ucrania, no se traslade al precio del alquiler de vivienda», según el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma).

Hay que destacar que, en fecha de este 30 de marzo, el Índice de Precios de Consumo (IPC) ha subido un 3% en marzo si se compara con febrero. Así, el IPC interanual encadena su decimoquinta tasa positiva consecutiva, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por lo que según estos datos, durante el tercer mes de 2022, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa interanual en el 9,8%, lo que representa más de dos puntos por encima de la de febrero.

Ello incide directamente en la subida de los precios de los alquileres. Según idealista, durante el pasado febrero, la inflación se anotó un nuevo récord desde los años 80 del 7,6%. Esto ha supuesto que a los inquilinos a los que les tocó la revisión anual de su contrato de arrendamiento vieron aumentar su alquiler mensual en 53 euros de media a partir, unos 636 euros al año.

El Gobierno impone un límite del 2% de subida del alquiler sólo a grandes tenedores

Cadena Ser da a conocer que la nueva medida solo afectará a los alquileres que se tengan que renovar durante los meses abril, mayo y junio. En España hay actualmente unos 3,5 millones contratos de arrendamiento, por lo que, si solo se limitan los alquileres ese trimestre, afectará al precio de unas 875.000 vivienda.

Con el nuevo Plan de Respuesta, la tasa de inflación de marzo afecta a los contratos de alquiler a los que les toque la revisión anual referenciada al IPC. Idealista establece que, si aplicamos este límite del 2% de incremento de la renta a los alquileres medios en marzo, la subida a nivel nacional se quedaría en unos 14 euros al mes, es decir, unos 168 euros anuales.

Reacciones a las medidas del gobierno

Entre las diversas reacciones del sector, una vez conocido este plan y el límite del 2% en el precio de los alquileres, destaca la de Francisco Iñareta, portavoz de idealista, “el Gobierno vuelve a cargar sobre los propietarios particulares lo que es responsabilidad de la Administración y obliga a que no se cumpla la cláusula de actualización de los contratos de alquiler. A falta de conocer la letra pequeña de la medida, el anuncio supone un nuevo varapalo para los arrendadores, que de nuevo vuelven a ver cómo cambian las reglas a mitad de partido y que en muchos casos provocará la retirada de sus viviendas del mercado ante la evidente inseguridad legal que supone».

Por su parte, la Agencia Negociadora del Alquiler (ANA) ha explicado que la medida del plan en alquiler se tendrá que prorrogar, lo que podría desembocar en otra forma de intervenir el precio de los alquileres, «congelando el mecanismo de actualización de rentas previsto en el artículo 18 de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU)”.

La Agencia Negociadora del Alquiler ya expresó hace tiempo su preocupación con este tipo de medidas, apostando por un control de la inflación en lugar intervenir el precio del alquiler.

Cadena Ser recoge la reacción de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), cuyo presidente, Antonio Garamendi, critica que «cuando se habla de alquileres todo el mundo piensa en grandes empresas inversoras, pero la mayoría es gente de a pie”, como puede ser “una viuda” para un “complemento en su pensión”, porque destinó el ahorro de su vida a la vivienda. Ve entonces muy peligroso empezar a regular mercados que deben de ser libres.