El euríbor a 12 meses se ha situado en el 1,2% en su tasa diaria este viernes. Ello es por el anuncio del Banco Central Europeo (BCE) de subir los tipos de interés en 50 puntos básicos, de forma que el tipo de interés para sus operaciones de financiación se situará en el 0,50%, mientras que la tasa de depósito alcanzará el 0% y la de facilidad de préstamo, el 0,75%. En todo ello es de destacar que el precio de la vivienda sube un 3,5% en el segundo trimestre del año, según un informe de Gesvalt. ¿Qué pasará más adelante?

Antes de saber los resultados propuestos por el BCE, los expertos de Gesvalt señalaba que el crecimiento del Euribor ha sido más acelerado de lo esperado tras alcanzar la cifra de 0,287% después de un incremento intermensual de 0,274 puntos en mayo y de 0,250 en abril.

Aumento del precio de la vivienda

En este marco, Gesvalt da a conocer que el incremento del precio de la vivienda en el segundo trimestre del año es del 3,5% con respecto al mismo periodo del año 2021.

Tras este nuevo incremento, el precio de la vivienda ha alcanzado los 1.474 €/m2, lo que implica que, a pesar de la evolución reciente, todavía se sitúa un 31,2% por debajo del máximo histórico fijado en el primer trimestre de 2008. De esta forma, una vivienda con un valor promedio y una superficie de 90 m² tendría un precio que ascendería hasta los 132.660€, frente a los 128.160€ del año pasado.

Este aumento de precios se ha dado en todas las comunidades autónomas con la excepción de Galicia y Aragón, que han experimentado leves descensos inferiores al 1%. Las islas lideran esta subida de precios de viviendas por segundo trimestre consecutivo, con un con un 6,7% en Baleares y un 4,9% en Canarias.

El precio de la vivienda sube un 3,5% en el segundo trimestre del año

Por su parte, la comunidad de Castilla La Mancha ha sido la que ha experimentado la mayor subida, con un 3,3%, seguida de la Comunidad de Madrid, con un 3,2%, y la Comunidad Valenciana, con un 3%. En Cataluña ha crecido un 2,6%.

Previsiones en precio y demanda de viviendas

Los expertos de Gesvalt se muestra prudentes antes de realizar estimaciones de futuro sobre cómo podrán impactar estos factores en la demanda en el futuro y, por tanto, en el equilibrio de mercado y los precios, aunque, de forma general, siguen sosteniendo que los precios se estabilizarán a lo largo de la segunda mitad del año.

Los incrementos en el euríbor afectarán al encarecimiento del precio del dinero y de las hipotecas, lo que, según los expertos de Gesvalt, puede provocar un impacto negativo en el volumen de compraventas durante la segunda mitad de 2022.

Mientras que desde Aepsi destacan que la inflación sigue aumentando hasta cifras inéditas en los últimos años, provocando subidas en los tipos de interés y una reducción generalizada en el poder adquisitivo de los ciudadanos.

“Veremos una reducción en el número de operaciones en la segunda mitad de 2022 y probablemente durante el próximo año 2023”, asegura Iñaki Unsain, presidente de la Asociación Española de Personal Shopper Inmobiliario (Aepsi).

Es por esto que la vicepresidenta de Aepsi, Montse Moreno, afirma que ahora es “un buen momento” para vender y no tanto para comprar, pues solo es una opción aconsejable para aquellas personas con salarios más elevados y capacidad de endeudamiento que puedan adquirir un inmueble sin necesidad de hipoteca.

De cara a la segunda mitad de 2022, Moreno destaca que las subidas de los tipos de interés, que a su vez afectan a las cuotas de las hipotecas, “siempre suponen un freno para la compra de vivienda y el consumo en general, pues el objetivo de estas políticas es intentar frenar la inflación”.

Mientras que datos de S&P Global Ratings dan a conocer que el precio de la vivienda en España subirá un 4,6% en 2022 y se desacelerará en los próximos años, con incrementos del 4% para 2023, del 3,5% para 2024 y del 3,2% para 2025, según publica idealista. De manera que los precios de la vivienda pasarán, de media, de un crecimiento del 10% registrado en 2021 al 5% pronosticado para este año y al 3% en 2023.