Muchos son los que quieren acceder a un piso de propiedad, pero pocos los que pueden pagarlo al contado. Inevitablemente, hoy en día, si quieres comprarte un inmueble deberás pasar por el banco y solicitar una hipoteca.

Tipo fijo, tipo variable, comisiones, seguros… Frente a a la gran oferta de productos financieros que existen en el mercado y el gran número de términos que le acompañan, nos podemos sentir inseguros y perdidos. Teniendo en cuenta que contratar una hipoteca es un proceso complejo que hay que tomárselo muy en serio, cuanto más informados estemos, más correcta será nuestra elección.

 

 

Decálogo para elegir tu hipoteca ideal

 1- Los números bien claros

Cuánto cuesta el piso, cuánto tenemos ahorrado, cuánto necesitamos financiar, cuánto puedo pagar al mes. Estas preguntas deben tener respuesta antes de empezar a buscar una entidad que nos proporcione la hipoteca. Es información imprescindible para que nos la puedan conceder.

2- Conéctate y compara en un solo clic

No te quedes con lo que te diga tu banco de toda la vida. Lo mejor es darte una vuelta por las diferentes entidades financieras y ver lo que te propone cada una. Pero ¿para qué gastar tiempo y energía en visitas pudiendo hacerlo desde casa con un comparador de hipotecas? Entra en CrediMarket y en menos de un minuto te presentará las mejores opciones para ti.

3- Elige el tipo que más te interese

Toda hipoteca va ligada a un interés que se debe ir pagando a la entidad bancaria. El tipo de interés puede ser fijo, variable o mixto. Mientras que en la fija pagas siempre el mismo interés, en la variable pagas más o menos depende de las subidas y bajadas del interés. No hay mejor ni peor opción, todo depende del riesgo que quieras correr.

4- ¿Qué significa TIN y TAE?

Estas dos acrónimos imprescindibles hacen referencia al precio de la hipoteca. Mientras el TIN, el Tipo de Interés Nominal, es el precio de la hipoteca sin tener en cuenta ningún gasto adicional, la TAE, la Tasa Anual Equivalente, representa el coste efectivo del préstamo en porcentaje del capital prestado donde si que se incluye comisiones y gastos adicionales de la hipoteca.

5- Gastos extras a tener en cuenta

Tanto antes como después de la concesión de la hipoteca hay gastos que asumir: la notaría, la tasación, el IAJD, la gestoría, el registro de la propiedad y los impuestos asociados a la compra. Si es verdad que hoy en día muchos de ellos están en tela de juicio para saber quien debe pagarlos, es importante que tengas claro de cuanto se trata. Utilizando el simulador de los gastos por comprar una vivienda lo sabras inmediatamente.

 6- Negocia las comisiones

Comisiones de apertura, de estudio, de desistimiento, amortización… A la hora de firmar una hipoteca todos los apartados se pueden negociar con el banco. Nuestra máxima será conseguir los mínimos aranceles como la de abertura o amortización. Todo es cuestión de negociar.

7- Los seguros que debes contratar

En realidad no es obligatorio contratar ningún seguro al solicitar una hipoteca. Sin embargo, pocos son los bancos que te concederán el préstamo si no les presentas esta garantía. Eso sí, no tienes porque contratarlos con la propia entidad si no te interesa.

 8- Mínima vinculación con el banco

Muchos son los bancos que te ofrecen un bajo interés en la hipoteca a cambio de contratar varios productos con ellos. Una cuenta en nómina, un seguro de vida, el seguro del hogar… Mira bien las condiciones y haz números por si sale mejor contratarlo con la entidad o directamente con la aseguradora.

9- Amortizaciones a medida

Lo ideal es disponer de un préstamo que se adapte al máximo a los plazos de devolución. Cuanto más corto sea el plazo dentro de tus posibilidades económicas mucho mejor.

10-Exige la FIPER hipotecaria

Antes de casarte con el banco es importante que pidas la ficha de información personalizada del préstamo hipotecario que contratas. La FIPER es totalmente gratis y el banco está obligado a entregártelo si se la pides dos semanas antes de presentarte ante notario.

 

 

Puedes comenzar a comparar hipotecas ahora, directamente desde la página de CrediMarket.