Tras varios años de caídas de precios, aumento de los intereses en las hipotecas, paralización de la construcción, ejecuciones hipotecarias, etcétera, ahora parece que volvemos a asistir a una nueva recuperación del sector.

El sector inmobiliario es, por lo tanto, muy cíclico y acompaña a la situación de la economía de cada momento. Actualmente la economía española muestra signos de recuperación y el sector inmobiliario parece estar entrando en un nuevo ciclo.

Las predicciones para el sector tras el Brexit y las elecciones

Hay dos factores que han influido en el sector inmobiliario hasta el momento: el Brexit, es decir, el voto afirmativo de los británicos a su salida de la Unión Europea y las elecciones en España. Estos dos aspectos han creado cierta incertidumbre en el sector que a día de hoy todavía no se ha disipado, puesto que se desconoce en qué términos se negociará la marcha de Gran Bretaña de la Unión Europea y todavía no se ha formado gobierno en España.

A continuación, vamos a ver algunas predicciones para el sector inmobiliario de cara a los próximos años:

El mercado inmobiliario como refugio para los inversores

La inversión en bolsa supone un riesgo, los depósitos de los bancos dan una rentabilidad muy baja y por esos motivos, junto con la bajada de los tipos de interés, muchos inversores se han refugiado en el sector inmobiliario, puesto que han identificado un sector que les puede proporcionar una cierta rentabilidad.

Tipos de interés a la baja

Uno de los factores más interesantes para los compradores e inversores actuales es la progresiva bajada de los tipos de interés que ofrecen los bancos. En base a los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) relativos al mes de mayo, el 80,4% de las hipotecas constituidas en el mes de mayo utiliza un interés variable. Por otro lado, el tipo de interés medio al inicio, para las hipotecas constituidas sobre viviendas es de 3,19%, lo que supone una bajada del 6,1% respecto a mayo del año pasado.

El inicio de la subida de los precios

Tal y como indica Gonzalo Bernardos, Profesor de Econonía, al comparar la situación del mercado inmobiliario en el año 2006 y en el 2016, podemos cotejar que la perspectiva es completamente diferente. En ambas fechas el mercado inmobiliario está en expansión, pero en 2006 el precio de la vivienda llevaba subiendo desde el año 1998, llegando a alcanzar una subida del 159,45% en esos años, y en 2016 el precio de la vivienda lleva 7 años bajando y comienza a subir ahora. Esto indica que estamos en un momento de inicio de un nuevo ciclo.

Aumento progresivo del número de compraventas

El número de compraventas aumenta cada mes según los datos publicados por el Colegio de Registradores de la Propiedad, aunque si comparamos la situación anterior a la crisis con la actual veremos que no se han alcanzado los mismos niveles. En 2006 se realizaron 955.186 compraventas y en 2016, según Gonzalo Bernardos, es posible que se alcance las 490.000 compraventas, lo que supone un 49% menos que antes de la crisis inmobiliaria.

Sin embargo, la perspectiva es buena porque, mes a mes, se ve aumentar el número de compraventas y el número de hipotecas concedidas en base a los datos del INE.

El cambio en los compradores

Poco a poco han ido cambiando las características de los compradores de viviendas. Hace años los compradores eran, en su gran mayoría, especuladores que muchas veces compraban un piso solo para ganar dinero y venderlo antes de escriturar. Los compradores actuales y los del futuro son compradores con características distintas. Suelen ser familias que durante la crisis no han podido comprar una vivienda más grande que la que poseen ahora y comienzan a realizar esa inversión.